OPINIÓN

Centenario de la SEP

Escrito en OPINIÓN el

José Vasconcelos fundó la Secretaría de Educación Pública (SEP) en 1921, con un proyecto educativo claro y definido que supo integrar al proyecto de Nación. Planteó la regeneración espiritual para el desarrollo moral y material de los mexicanos, a través de la democratización de la educación, el arte y la cultura.

Desde la Rectoría de la Universidad inició las gestiones para la creación de la SEP que dirigió hasta 1924, tiempo insuficiente para la intensa y extensa obra que emprendió, pero se rodeó de los mejores, de los más capaces y logró la participación solidaria de la gente a favor de la gente.

Supo aprovechar la idiosincrasia, la sensibilidad y el talento del mexicano para elevar su autoestima por medio del trabajo bien hecho.

Estableció los medios para fortalecer la unidad nacional a partir de la identidad, devolvió la esperanza y el entusiasmo por un mejor destino.

José Vasconcelos fue el civil que convocó a una nueva revolución, una auténtica cruzada educativa, él fue el caudillo.

Cuartel general: La Universidad.

Proyecto revolucionario: La Secretaría de Educación Pública.

Destacamentos: Departamentos de Escuelas, Bibliotecas y Bellas Artes.

Misión: redención por el trabajo, la virtud y el saber.

Enemigos: la ignorancia y la pobreza.

Cuarteles: escuelas, bibliotecas y casas del pueblo.

Campaña: de alfabetización.

Comandos: misiones culturales.

Generales: maestros, intelectuales y artistas.

Soldados: voluntarios como maestros honorarios y niños al ejército infantil.

Armas: libros clásicos de valor universal.

Estrategia: difusión del alfabeto, el arte y la cultura.

Táctica: “aumentar la capacidad productora de cada mano que trabaja y la potencia de cada cerebro que piensa”.

Lema: “De que no vale nada la cultura, de que no valen nada las ideas, de que no vale nada el arte, si todo ello no se inspira en el interés general de la humanidad, si todo ello no persigue el fin de conseguir el bienestar relativo de todos los hombres, si no asegura la libertad y la justicia, indispensables para que todos desarrollen sus capacidades y eleven su espíritu hasta la luz de los más altos conceptos”.

La SEP inició con su edad de oro. José Vasconcelos entendió que la educación es la mejor aliada de la justicia, “la ignorancia de un ciudadano debilita a la nación entera y nos debilita a nosotros mismos. La excesiva pobreza de uno de nosotros daña y debilita a todo el pueblo y es una carga sobre todos y cada uno de nosotros; destruyamos, pues, la ignorancia y la miseria, nuestros verdaderos enemigos”.