La rifa del tigre

Escrito en OPINIÓN el

La rifa del tigre

Las cosas están tan calientes en el Estado que, ayer, los industriales agremiados por la Coparmex Nuevo León, órgano que preside Oscar Martínez Treviño, hicieron un llamado a las fuerzas políticas a que encuentren la forma de zanjar sus diferencias que solo afectan a la ciudadanía.

También, los alcaldes de Monterrey y de Escobedo, Luis Donaldo Colosio y Andrés Mijes, resaltaron la importancia de que haya voluntad política para, a través del diálogo, conciliar las posturas de cada parte.

Pero dicen Los Infiltrados que lo interesante será ver quién puede sentar a la mesa a todas las partes. El lunes, los alcaldes de San Pedro y de Santa Catarina, Miguel Treviño y Jesús Nava, alzaron la mano. Y ayer también lo hizo el Rector del Tecnológico de Monterrey, David Noel Ramírez Padilla. A ver quién se saca la rifa del tigre.

Las “niñas” de MC

Un pleito fuerte se armó ayer en el Congreso local, cuando el coordinador del PAN, Carlos “Chale” de la Fuente, volvió a mostrar su escasa sensibilidad política y su actitud condescendiente hacia las diputadas de Movimiento Ciudadano que exigían les dieran la palabra para debatir.

El panista le gritó al coordinador de MC, Eduardo Gaona: “ya mandaste a tus niñas”, lo que encendió los reclamos de las diputadas naranja Tabita Ortiz, Iraís Reyes, Daniela Puente y Sandra Pámanes, quienes lo acusaron de ejercer violencia política y de género, a lo que De la Fuente respondió, socarrón: “ay, perdón, mujeres”.

Dicen Los Infiltrados que las fricciones en el Congreso ya escalaron a un nivel más personal, y mal ejemplo pone el coordinador de la mayoría panista con esos desplantes, si apenas el martes se quejaba de que él y su familia habían sufrido una falta de respeto por parte del gobierno estatal.

Monterrey en canícula

Su presentación “en sociedad” como secretario del Ayuntamiento de Monterrey será hasta mediados de enero, pero tal vez es justamente por eso que la presencia de Agustín Basave ayer, en la UDEM, despertó cierto morbo.

Dicen Los Infiltrados que su desempeño como moderador del evento donde se presentó el libro de José Woldenberg, el ex Consejero del desaparecido Instituto Federal Electoral (ahora INE), fue tibia, timorata y gris.

Sin embargo, cabe la posibilidad de que haya preferido mantener el perfil bajo hasta que le toque “entrar a escena”, a una escena que, por cierto, está más caliente que Monterrey en canícula.