Militarización de la policía

Escrito en OPINIÓN el

En el Congreso del Estado tuvimos la visita del Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández y del presidente de la Cámara de Diputados, Santiago Creel Miranda, fijando cada uno su postura en torno a la reforma constitucional en materia de seguridad, denominada coloquialmente como la militarización de las policías, para que el ejército permanezca en las calles, más allá de los cuarteles, hasta el 2028.

En el mismo día, el martes 1 de noviembre, pero en distintos escenarios, López Hernández lo hizo en el salón del Pleno, y Creel Miranda, en el salón Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución. Explicaron a las diputadas y a los diputados los pros y contras de esta modificación a la Constitución.

Esto porque en los próximos días, quienes integramos la LXXVI Legislatura de Nuevo León, entraremos al estudio y análisis de esta reforma, como un proceso de validación que se debe hacer por parte de los Congresos Estados a las modificaciones que se hacen a la Carta Magna, que debe ser aprobada por lo menos por 17 de los 32 Congresos Estatales.

Aunque esta modificación ya fue avalada por 18 de las Legislaturas Estatales, con lo que se confirma su validez, el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, de manera oficiosa, quiere que la consulta se realice en la totalidad de los Congresos.

López Hernández nos dijo que la inseguridad no se soluciona por decreto, sino con la presencia de la Guardia Nacional en las entidades del país, y que la política de seguridad del gobierno de la 4T está diseñada para combatir las causas, no los efectos.

Para Creel Miranda, la actuación de las Fuerzas Armadas en la Guardia Nacional es violatoria del artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos porque rompe con el principio de subordinación civil.

El Ejército merece todo nuestro respeto, las mujeres y hombres que lo conforman han recibido una formación castrense que contempla cuestiones académicas y técnicas, pero también valores específicos.

Es en este adiestramiento, en donde los objetivos son muy puntuales, que distan de la formación de quienes integran una policía civil, que también se encargan de preservar la seguridad, pero desde otra perspectiva.

Dentro de la diversidad de ideas, de la pluralidad, del respeto, del debate, del diálogo, las 21 diputadas y los 21 diputados del Congreso del Estado, estaremos aprobando o rechazando esta minuta de reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de seguridad para avalar la Militarización de la Policía.