Liberación de recursos

Mauro Guerra.
Escrito en OPINIÓN el

Al sobreseerse los juicios que impedían el reparto del Fondo a los municipios para el presente año, el gobierno del estado está obligado a entregar esos recursos pero insiste incumplir con el ordenamiento.

Ya no existen excusas para que la administración estatal que encabeza Samuel Alejandro García Sepúlveda reparta los recursos a los municipios, que fueron avalados por la Legislatura Estatal cuando se aprobó el presupuesto para el presente año en el mes de enero.

El jueves acudí a la protesta que realizaron alcaldes de diversos municipios afuera de las oficinas de la Secretaría de Finanzas y Tesorería General del Estado, en exigencia de los recursos que por ley les debieron entregar a lo largo del año y hasta la fecha no les han asignado las partidas correspondientes.

Por cierto, los ediles municipales fueron agredidos por elementos de Fuerza Civil quienes les impedían el acceso al edificio, y luego los dejaron encerrados por varias horas.

Nos preocupa, y eso es la razón de la protesta, que el Ejecutivo se haya gastado ya ese recurso en otros rubros, y no en los municipios como debería hacerlo de acuerdo a la ley.

Hemos visto que hicieron grandes inversiones para promover la imagen presidencial del gobernador Samuel García, aspiraciones a las cuales voluntariamente renunció porque tuvo temor que un gobernador interino como Luis Enrique Orozco Suárez, se quedara a frente de la administración por seis meses.

Como presidente del Poder Legislativo estoy exigiendo que se cumpla con lo establecido en la Ley de Egresos que el Congreso del Estado aprobó por unanimidad, en donde se establece un Fondo de dos mil 500 millones de pesos para repartirse entre los municipios de Nuevo León.

Estos recursos que los municipios deberían de estarse gastado en gasolina para sus ambulancias y patrullas, en tapar baches que hay en las calles, en mejorar la vialidad, en medicinas para los enfermos, son temas que no se han podido atender, porque no les han enviado ese dinero.

Sin embargo el gobierno del estado sigue desobedeciendo la ley, sigue desacatando órdenes de Tribunales Estatales, de Tribunales Federales y del Propio Congreso de entregar ese dinero.

Pido al gobernador del estado ponerse a trabajar por Nuevo León sin sesgos partidistas y dejar a los  alcaldes hacerlo como corresponde, pero parara ello se hace necesaria la inmediata de la liberación de los recursos.