Por una cultura feminista positiva

Adriana María Llanes Elizondo
09 de Marzo 2020
image

Adriana María Llanes Elizondo


Este 08 de marzo día internacional de la mujer es una ocasión para manifestar la existencia histórica y mundial de una cultura de desigualdad en contra de la mujer y México, no es la excepción. Algunas de las primeras insatisfacciones de mujeres, se dieron en la época de la ilustración, unas de ellas fue Mary Wollstronecraft en Inglaterra y Olympe de Gouges en Francia, quienes luchaban por ser reconocidas ante la sociedad y principalmente ante el Estado por los mismos derechos del hombre y tener calidad de ciudadanas.

Una historia de discriminación. Desde tiempos inmemorables nunca se invertía en mujeres en su formación académica, y mucho menos para una profesión, menos pensar en tener voz y opinar de temas de gran importancia; o en su caso en participar en la toma de decisiones de relevancia ¡y que pensar en el sufragio y participación política… jamás¡

Hoy en día, una nueva era de reivindicación por la igualdad se está construyendo, gracias a luchas incansables realizadas por movimientos feministas, que obtuvieron logros positivos para el derecho igualitario en las naciones; en México no ha sido la excepción, grandes cambios se vieron reflejados en la Constitución a través de reformas referentes a los derechos humanos que dieron la pauta hacia la paridad entre los géneros, pues esos derechos humanos de los cuales las mujeres deben acceder y disfrutar, no han sido otorgados por el hecho de calmar las emociones de las mujeres o dar el acceso solo por la insistencia de los movimientos feministas, si no, porque, hombres y mujeres comenzaron a actuar con la razón al entender que los derechos humanos ya son parte de ellas, son pertenecientes de mujeres y hombres por igual.

¿Hacia donde vamos? En la actualidad estamos observando violencia hacia la sociedad por múltiples factores y uno de ellos en gran cantidad es hacia las mujeres; estamos viviendo una época en que la sociedad se empieza a sensibilizar de los problemas que sufren o padecen muchas mujeres; mujeres lastimadas por la discriminación y la violencia han alzado la voz, no debemos ser indiferentes a sus daños, debemos empezar a tener una empatía hacia las injusticias y sufrimientos de las cuales han sido objeto, la fraternidad es un valor que debemos recuperar los mexicanos, pues es un punto clave para crear una mejor sociedad empática y encaminada a la igualdad; una sociedad en la que no se cumplan cuotas cuantitativas paritarias, sino se viva una sociedad encaminada a la verdadera igualdad entre los géneros.

La verdadera igualdad debe de reflejarse en la oportunidad para ambos con un cambio de cultura paritaria, enseñando a los niños desde pequeños que el respeto es uno de los valores mas importantes que existen hacia las niñas, al educarlos de esta manera ellos crecerán con la educación y creencia de que las niñas merecen los mismos tratos de oportunidades que ellos, de esta manera, el pensamiento discriminatorio que ha causado mucha violencia hacia mujeres pueda ser disminuido y/o eliminado; educando de manera aquí si cuantitativa, niñas y niños crecerán con una educación en sus pensamiento y sentimientos de mérito para ambos, con las mismas oportunidades de vida digna en todos los aspectos, dando la oportunidad en los ámbitos académicos, deportivos y profesionales con formación igualitaria y no de cuotas.

Construir una nueva cultura paritaria.  El derecho paritario para hombres y mujeres ya está positivado en nuestra Constitución, pero eso no es suficiente, si no se hace una deconstrucción de la cultura desigual.

Los responsables de la educación igualitaria de niñas y niñas, ya no deben ser solo las mujeres, es responsabilidad de todos, de hombres y mujeres que sean padres y madres, abuelos y abuelas, hermanos y hermanas, profesores y profesoras, todos debemos crear un cambio de cultura igualitaria, es necesario para la disminución de tanta desigualdad que desemboca en discriminación y violencia

Este 8 de marzo, día internacional de la mujer, es una fecha para pensar y repensar los  cambios que se deben hacer en una educación con perspectiva de género que fomente una cultura en favor de una igualdad sustantiva positiva e incluyente.

 

Adriana María Llanes Elizondo

Correo: adri_llanes@yahoo.com

Doctorante en Derecho constitucional y gobernabilidad

Facultad de Derecho y criminología de la U.A.N.L.

Nota: La opinión de los columnistas es responsabilidad exclusiva de los mismos. 


 

Comentarios