Se acaba el tiempo

Javier Náñez Pro
18 de Noviembre 2020
image

Javier Náñez Pro

A través de los acuerdos aprobados por la Comisión Estatal Electoral, se fijó como fecha límite para la formación de coaliciones electorales a nivel local el 20 de noviembre del presente año.

Y a pesar de faltar solo dos días para aquello, aún no ha sido formalizada una sola coalición para los comicios que se avecinan, aunque los candidatos fuertes a la gubernatura sí se han posicionado y parecerían estar más o menos definidos.

Clara Luz Flores, quien encabeza las encuestas y ha manifestado indubitablemente su intención de contender por la gubernatura de Nuevo León, cerró las puertas a una candidatura independiente y ahora su única opción más es ir abanderada por un partido político para poder ser candidata.

Esta circunstancia la deja solo con dos opciones razonables. Por un lado, Morena, que parecería ser su primera opción, y por otro lado el PAN. Ambos partidos carecen de un perfil tan fuerte y consolidado como el de la alcaldesa, así que habremos de esperar con cuál de los partidos logra llegar a un buen acuerdo.

Aunque siempre queda la opción de ir por uno de los partidos menos fuertes en Nuevo León, aquello constituiría una primera derrota política para la aspirante, pues al encabezar las preferencias, lo más lógico sería que también contara con una plataforma de primera para así consolidar el triunfo electoral.

Si bien, en un principio Morena pudo haber sido la opción más atractiva, en el presente este partido no luce bien en Nuevo León, particularmente después de que quedara exhibido que los morenistas le asignaron a nuestro estado uno de los peores presupuestos en la historia, obligándonos a operar con un déficit de miles de millones.

Quizás aún no sea tarde para que la edil reconsidere sus opciones y busque la candidatura por el PAN. Por otro lado, salvo que el PRI formalice una coalición importante de última hora, será un hecho que su candidato sea el alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, hecho que traería de vuelta al infame medinismo, con todos los excesos, la corrupción y el cinismo que provocaron el descontento popular.

Y finalmente tenemos a un desinflado Movimiento Ciudadano, que además de haberse visto envuelto en escándalos y polémicas ridículas durante los últimos meses, quedará ahora fraccionado ante la lucha de egos entre Samuel García, que se veía como precandidato único, y Donaldo Colosio. Ninguno de los dos con posibilidades reales de ganar sin una alianza. Preparen todos sus palomitas, que este show está a punto de comenzar.


Nota: La opinión de los columnistas es responsabilidad exclusiva de los mismos.

 

Comentarios