El uso de dinero ilícito en campañas electorales

Gilberto de Hoyos Koloffon
14 de Diciembre 2020
image

Gilberto de Hoyos Koloffon

El día de hoy quisiera hablarles sobre el uso de dinero ílicito en las campañas electorales. Para esto, debemos empezar por establecer que el lavado de dinero ha sido detectado como un problema que trasciende las fronteras de una nación y con la finalidad de frenar este fenómeno, se creó un organismo internacional conocido como Grupo de Acción Financiera Internacional, quien se dedica al combate del lavado de activos y financiamiento del terrorismo.

En nuestro país, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través de la Unidad de Inteligencia Financiera, es la encargada de coordinarse con autoridades supervisoras y de seguridad pública, para prevenir y detectar actos relacionados con la Ley Federal de Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita.

Por su parte, en materia electoral, la fiscalización de las finanzas de los partidos políticos y de las campañas de los candidatos estará a cargo del Instituto Nacional Electoral, por conducto de su Comisión de Fiscalización, quien contará con la Unidad Técnica de Fiscalización, mientras que en el ámbito penal, es competencia de las Fiscalías Especializadas en Delitos Electorales, investigar el uso de dinero ilícito.

Sobre este particular, la Ley General en Materia de Delitos Electorales prevé una sanción de mil a cinco mil días multa y de cinco a quince años de prisión al que por sí o a través de un tercero realice, destine, utilice o reciba aportaciones de dinero o en especie a favor de algún precandidato, candidato, partido político, coalición o agrupación política cuando exista una prohibición legal para ello, o cuando los fondos o bienes tengan un origen ilícito, o en montos que rebasen los permitidos por la ley.

Adicionalmente, señala que se aumentará la pena hasta en una mitad más, cuando la conducta se realice en apoyo de una precampaña o campaña electoral. Cabe destacar, que esta sanción es la más alta en esta Ley General, lo que deja de manifiesto que para el legislador, inhibir este tipo de conductas y en caso de que se cometan, sancionarlas de forma ejemplar, es de vital importancia.

Considero que un paso inicial para combatir el uso de dinero ilícito es contar con una estrecha vinculación entre la Unidad de Inteligencia Financiera, el Instituto Nacional Electoral, las Fiscalías Electorales y las Unidades de Inteligencia Patrimonial y Económica, a fin de poder actuar conjuntamente, cada uno desde su ámbito de competencia.

Nota: La opinión de los columnistas es responsabilidad exclusiva de los mismos.

 

Comentarios