Las herramientas tecnológicas en procesos electorales

Gilberto de Hoyos Koloffon
11 de Enero 2021
image

Gilberto de Hoyos Koloffon

El uso de las herramientas tecnológicas ha revolucionado la vida de los seres humanos, facilitando la realización de infinidad de tareas que anteriormente representaban una mayor inversión económica o de tiempo.

Los adelantos tecnológicos se han utilizado en diversas áreas tales como las comunicaciones, la salud, la educación, la economía, entre otras.

En el tema electoral, dichas herramientas se han implementado en algunas secciones de las entidades federativas de Jalisco, Coahuila y el entonces Distrito Federal durante los comicios de los años 2005, 2008 y 2009, así como en el caso de los aspirantes a una candidatura independiente para el proceso federal 2017-2018, quienes recibieron el apoyo ciudadano mediante una aplicación móvil.

El suceso más reciente se dio en los Estados de Coahuila e Hidalgo durante el proceso electoral 2019-2020, al implementarse la urna electoral en ciertas secciones, para la emisión del sufragio. Derivado de lo anterior, cada vez aumenta más el debate sobre si es necesaria y benéfica la inclusión de estas herramientas en la totalidad de los procesos comiciales de nuestro país.

Aunque esto representa un tema muy complejo para desahogarse en esta columna, podríamos enumerar algunos aspectos tanto positivos como negativos que puede traer consigo la implementación de una urna electrónica para la captación del voto.

En cuanto a los aspectos positivos encontramos una mayor celeridad en los resultados del proceso electoral, la reducción del gasto en material electoral, disminución de las cargas de trabajo, así como el cuidado del medio ambiente.

Por su parte, dentro de los como aspectos negativos podemos mencionar el desempleo, una alta inversión económica inicial, riesgo de ataques informáticos, la necesidad de realizar adecuaciones legislativas, así como la desconfianza que puede generar en el electorado.

Más allá de querer concluir el debate sobre este tema, si podemos abonar que la implementación de la urna electrónica no afecta el derecho de la ciudadanía para expresar su voluntad en la elección de sus representantes, pero sí impone una modalidad diversa a la que históricamente estamos acostumbrados, haciendo patente la necesidad de fomentar el conocimiento de estos nuevos esquemas de captación del voto y la importancia que representa la participación del pueblo en los asuntos políticos del país. 

Nota: La opinión de los columnistas es responsabilidad exclusiva de los mismos.

 

Comentarios