¿Se necesitan jueces expertos en temas electorales?

Gilberto de Hoyos Koloffon
16 de Noviembre 2020
image

Gilberto de Hoyos Koloffon

Para continuar con la respuesta creo conveniente mencionar las dos dimensiones de la especialización judicial, es decir, la orgánica (estructural) y la personal (juez), siguiendo lo establecido por la doctrina.

La orgánica se refiere a la delimitación por medio de una Ley, circular o acuerdo, de las competencias específicas de un tribunal. Se puede definir que un tribunal conozca de una sola materia o tener competencia en diversas pero que se le atribuya alguna en particular.

Respecto a la especialización personal, ésta puede verse desde dos ámbitos, el formal y el informal. El primero consiste en los exámenes aplicados a los candidatos a un puesto dentro de algún tribunal, los cuales deben acreditar para poder formar parte del mismo.

El segundo, es aquel conseguido como consecuencia del actuar del juez, cuando por los casos específicos de los que se ocupa, logra tener un dominio del tema. Ahora bien, ¿que puede implicar la especialización de jueces en materia penal electoral?

Aspectos negativos

a) El costo económico: implica destinar un presupuesto específico para la creación de un juzgado.

b) Dificultad para acceder a la justicia: esto se puede presentar cuando por su ubicación el juzgado se encuentre en un sitio alejado o complejo de acceder, dificultando su ingreso para los ciudadanos.

Aspectos positivos

a) Uniformidad y disminución de tiempo para obtener las sentencias: si la totalidad de los asuntos son recibidos por jueces especializados, aumentan las posibilidades de criterios y resoluciones homogéneos, además que se acortaría el tiempo desde el inicio de un procedimiento hasta su culminación.

b) Menor carga de trabajo: al crearse un juzgado especializado en la materia, los jueces de control y de juicio oral tendrían una disminución en los asuntos a desahogar, por lo que hace al tema electoral.

De ahí que, desde una perspectiva de racionalización de recursos y una mayor profesionalización en la materia, considero que resulta más conveniente optar por una dimensión de especialización personal de los jueces en su ámbito informal pero con la constante actualización que distingue al Poder Judicial, con énfasis en la materia electoral.

De esta forma, se evita la generación de gastos en ampliaciones estructurales de los poderes judiciales, logrando el objetivo primordial de las normas, esto es, contar con jueces que maximicen el derecho a la tutela judicial efectiva.

 

Nota: La opinión de los columnistas es responsabilidad exclusiva de los mismos

 

 

 

Comentarios