Reforma al outsourcing empujaría a informalidad

Iván Rivas
16 de Noviembre 2020
image

Iván Rivas

La iniciativa de reforma al #outsourcing que anunció el Presidente es sumamente preocupante. En primer lugar, se afecta a la generación de empleo justo ahora que más se necesita.

Pareciera que nuestro presidente vive en una realidad distinta a la que se vive en el país y el resto del mundo. Mientras la reciente pandemia ha hecho más evidente la necesidad de flexibilizar el mercado laboral, medidas como las planteadas por esta iniciativa podría profundizar la precariedad laboral y la informalidad.

Además, deja mucho que desear la forma en la que se presenta sin consenso ni discusión con los diversos factores de la producción. La subcontratación laboral es una figura utilizada y reconocida en todo el mundo.

Empleada correctamente, conforme a las leyes, pagando las obligaciones de seguridad social de los trabajadores, así como las obligaciones fiscales debidas, apoya el fomento del empleo, la economía formal y la inversión.

Esta reforma es inflexible y unilateral, anticipamos el riesgo de un triple daño: un deterioro mayor de la crisis económica, un aumento de la informalidad y la inhibición a la creación de nuevos empleos.

Aunado a ello, pensar en la prohibición total de la Subcontratación Laboral conocida como outsourcing será un freno adicional al crecimiento económico.

Nuestro País necesita brindarle a las empresas mayor certidumbre para incentivar la inversión y la actividad económica. Eliminando la subcontratación, estaría en el camino equivocado.

Nota: La opinión de los columnistas es responsabilidad exclusiva de los mismos.

 

Comentarios