El gran problema que se pudo evitar

Juan Buxadé
18 de Octubre 2019
image

Juan Buxadé

Hay gente que cree que ha visto todo y que ya nada le sorprende… sin duda esas personas jamás han prestado atención al Fútbol Mexicano.

Hace unas semanas escribía sobre la tragicomedia que se vive día a día en nuestro balompié y creía, de verdad lo hice, en que en algún momento las cosas podían cambiar para bien. Soy un iluso, ya lo sé.

Hemos vivido una de las semanas más grises en la historia de la Liga Mx y todo surge de una pésima decisión tomada hace unos meses: permitir que Veracruz pudiera seguir en Primera División y con Fidel Kuri como dueño.

Volvamos en el tiempo y recordemos lo bondadosos que son los dueños de los equipos quienes “quitaron” el descenso al pagar 120 millones de pesos, cifra que en el fútbol moderno es poco menos del dinero que cualquier simple mortal tiene en su cartera. Los Lobos BUAP, ahora Bravos de Juárez, fueron los primeros en beneficiarse ante dicha medida.

Durante el Apertura 18 y Clausura 19, el Veracruz se convirtió en el peor equipo que ha pisado las canchas del máximo circuito azteca, siempre cobijado por la nueva normativa y entendiendo que no tenía caso invertir en jugadores si al final de la campaña podía pagar y comenzar con un nuevo porcentaje.

Parecía que por fin se iba a tomar la decisión correcta al poner en entredicho la permanencia de los Tiburones Rojos aun pagando (prácticamente toda regla de nuestra Liga tiene unas letras pequeñas que indican que los dueños pueden modificarla cuando quieran), pero en ese momento comenzó la campaña de Fidel Kuri, quien como buen político, se cansó de decir que si su equipo descendía iba a balconear a medio fútbol mexicano. Las amenazas funcionaron y Veracruz siguió siendo de primera.

Ya de regreso en el presente vemos como Kuri lleva meses sin pagarles a sus jugadores y estos piden el apoyo de sus compañeros de profesión para detener el torneo una semana hasta que se les deposite su sueldo. La situación es que la misma Liga fue la que dejó que el vaso se llenara hasta desbordarse.

El tema de falta de pago no es nuevo, Querétaro, Jaguares, Atlas y Puebla, entre otros, lo han vivido, la Liga Mx lo permitió siempre jurando que nunca iba a volver a pasar. Por otra parte la Asociación Mexicana de Futbolistas siempre reclamaba, pero nunca hacía nada porque se detuviera ésta práctica.

A esta receta del horror hay que sumarle que la mayoría de los jugadores jarochos tienen doble contrato, algo que podría beneficiar a ellos mismos y al club, pero que son totalmente ilegales.

No hay nada más un culpable, los integrantes de esta obra son varios, cierto, unos con mayor participación pero por ahí dicen que tanto peca el que mata a la vaca como el que le agarra la pata.

La AMFPRO dice que no habrá juego entre Veracruz y Tigres, por otro los futbolistas dicen que si les pagan antes de las 19:00 horas si hay partido, pero aparte piden apoyo para que si no hay deposito nadie juegue y de paso no han dejado de entrenar, una de las situaciones más incongruentes que se recuerdan.

La Liga Mx tiene en sus manos una papa caliente que ella misma puso en el asador y que en un mundo normal no debería ser tan difícil de solucionar pero la cosa es ¿Qué tanto sabe Kuri que los tiene tan asustados?

P.D. Es una tristeza que una plaza tan buena y futbolera como Veracruz lleve años secuestrada por malas administraciones.

 

Comentarios