Un exótico destino llamado México

Juan Buxadé
12 de Julio 2019
image

Juan Buxadé

Hace poco más de cuatro años los Tigres sacudían al fútbol mexicano con la contratación de André-Pierre Gignac.

El "Bómboro" llegaba al San Nicolás después que terminara su contrato con el Olympique de Marsella y haber sido el segundo mayor goleador de la Ligue 1, solamente detrás de Alexandre Lacazette y por encima de unos tales Zlatan Ibrahimovic y Edinson Cavani.

La decisión del delantero sorprendía al mundo futbolístico ¿Cómo alguien que era seleccionado nacional y tenía ofertas en Francia, Inglaterra y España se iba a México? No hay duda que el gestor del fichaje merece una estatua afuera del Uni y quizás una grada con su nombre.

Y es que la Liga Mx tiene un buen nivel, sin duda top 3 de América, también se le paga un muy buen dinero a los jugadores, pero lamentablemente parece que es más fácil cruzar el Niágara en bicicleta que convencer a un futbolista europeo de calidad de venir a un mercado como el nuestro.

Los mexicanos tenemos la fortuna de ser queridos prácticamente en todo el mundo, pero la mayoría de las noticias de nuestro país que llegan al exterior son sobre corrupción, narcotráfico, secuestros y más cosas negativas. Los jugadores piensan en su seguridad y la de su familia, por eso México les genera muchas dudas, que en mi opinión son bastante razonables.

La barrera del idioma no es poca cosa. En su momento han llegado españoles, pero pocos alemanes, franceses, italianos e ingleses. Además otro impedimento radica en la calidad de vida de muchas ciudades de nuestro México, donde sin duda Estados Unidos y la MLS nos sacan una gran ventaja.

En conclusión, pese a tener buenas cosas, nuestra Liga Mx no es la más apetecible para los europeos que nos ven, y la verdad con cierto desconocimiento, como una liga exótica de retiro, como la japonesa, china y árabe.

En la cancha Gignac se ha ganado el ser una leyenda viviente de nuestro balompié, pero fuera de ella hay  que darle también mucho valor. Algunos pensarán “Con lo que gana no era difícil venir” pero créanme que también se le ha ofrecido ese dinero a otros y no se han aventurado como "Dedé".

Ojalá vengan más futbolistas como el francés, pero repito, sencillo, sencillo, no es.

 

Comentarios