ATENCIÓN MUJERES: ¡PELIGRO EN NUEVO LEÓN!

Julio César Cano
29 de Octubre 2020
image

Julio César Cano

No todo es COVID-19 y rescatar la economía. En Nuevo León y en todo el país existen un sin fin de temas que siguen quedando como tareas pendientes por parte de las autoridades de todos los niveles de Gobierno.

Hablando específicamente del Estado, hay temas igual de preocupantes que las crisis sanitaria y financiera, un claro y doloroso ejemplo es el de los feminicidios.

El pasado domingo, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública  reveló las cifras más recientes, y Nuevo León sumó ocho crímenes contra mujeres tan sólo el mes pasado, así de enero a septiembre de este complicado 2020, la entidad acumula ya 50 feminicidios, con lo que nos ubicamos en el nada honroso cuarto lugar nacional.

Pero esa cantidad no es sólo un número, no es una simple estadística fría; es una cifra que lastimosamente crece más seguido de lo que creemos, que representa a una familia en luto y sin respuestas, una familia que queda incompleta; representa a hijos que se quedan sin su madre, una vida que se perdió violentamente y parece no importar.

La violencia familiar y la violencia contra la mujer son fenómenos sociales que se agravaron con la pandemia, ya existían; pero no pueden dejarse para después porque al igual que el nuevo virus siguen causando muertes, también destruyen familias.

De acuerdo a estadísticas de la Fiscalía de Justicia en el Estado, en agosto se registraron mil 709 casos de violencia familiar, para septiembre pasado fueron mil 838 los casos denunciados; en abril, a inicios de la contingencia sanitaria fueron menos de mil 200 casos… las cifras de violencia doméstica, como las del nuevo virus, van a la alza.

Pero el feminicidio representa también un delito consumado, en la mayoría de los casos se sabe exactamente qué pasó con la víctima, pero ¿qué hay de todos los casos de niñas, adolescentes y mujeres que han desaparecido, y de quienes nada se sabe? 

¿Dónde están las investigaciones, dónde está la prevención, dónde los resultados, el apoyo integral para las familias de las víctimas; dónde está el compromiso asumido? 

No basta con sólo crear una Fiscalía Especializada en Feminicidios, si las autoridades siguen siendo solo reactivas y no preventivas, si van a seguir sin avances y con tantas tareas pendientes mientras se acumulan más muertes; porque sí, aunque a muchos no guste que se diga, en Nuevo León sigue siendo peligroso ser mujer.

 

Comentarios