Entre alianzas y maromas

Julio César Cano
12 de Noviembre 2020
image

Julio César Cano

Aún no arrancan ni las precampañas, y en Nuevo León muchos ciudadanos ya se dicen cansados, hartos, del actuar de partidos políticos o de aspirantes a alguna candidatura, y por ello, la indecisión que más de uno ha mostrando para definir su futuro político-electoral podría pasarles factura. 

Los ciudadanos requerimos certeza, seriedad y compromiso de quienes pretenden ocupar un puesto de elección popular, pero si desde ya lo único que vemos es incertidumbre porque sólo les interesa asegurar un “hueso” sin ver realmente el beneficio de la gente, pues todo resulta ser más de lo mismo.

En las últimas semanas hemos visto un ir y venir de posibilidades que estarían analizando los partidos políticos a través de sus dirigentes y quienes aspiran por una candidatura, y han sido quizá estos últimos los que, en el afán captar reflectores, han hecho más declaraciones públicamente. Y así como tan “presto” construyen alianzas en el aire, así de fácil las destruyen y desechan.

Por eso un día escuchamos que ciertos partidos irían juntos con un candidato, y al otro día se contradicen. Los de un color dicen que sí, y los de otro color lo niegan y hasta se ofenden. Mientras unos “suspirantes” hablan de aliarse y realizar encuestas ciudadanas para definir a un sólo candidato, otros ya van por la libre autonombrándose  candidatos y poniendo fecha para su registro.

Quizá sea mera estrategia para dejar correr los tiempos del calendario electoral y ya tengan todo arreglado, o de plano no se ponen de acuerdo y nadie quiere sacrificar perfiles propios y perder más fuerza.

Lo que es un hecho es que si las cosas no toman ya un rumbo claro, el tiempo se les vendrá encima y lo que los ciudadanos tendríamos en las boletas electorales del próximo año serían muchos nombres, pero realmente poco de dónde escoger.

Además, eso podría influir directamente en la abstención ciudadana en las urnas. Sí, quizá es temprano para hablar de ello, pero el hartazgo también es una realidad, y crece rápido todos los días.

Los partidos políticos, sobre todo los “tradicionales” y que han perdido poder, tienen ahora en sus manos la gran oportunidad de recomponer el camino y hacer las cosas verdaderamente diferentes, pero bien dice el dicho: ¨chango viejo no aprende maroma nueva”.

¿Habrá algún partido o candidato que se anime a hacer las cosas realmente bien, o seguirán en 2021 con las maromas de siempre?

Sí, igual que Usted, yo también le voy más a la segunda opción.

 

Comentarios