Revoltijo electoral

Julio César Cano
11 de Febrero 2021
image

Julio César Cano

El seis de junio está más cerca de lo que parece, la mayor parte de los escenarios ya están definidos y otros a punto de estarlo, pero aún así, lo que los ciudadanos vemos es un gran revoltijo electoral.

Lo que durante mucho tiempo resultaba inimaginable, ahora es una realidad, una extraña realidad a la que nos tendremos que enfrentar cuando, como ciudadanos responsables, analicemos cada perfil, cada propuesta, los pros y los contras de cada uno de los candidatos que pedirán nuestro voto. Y me refiero justamente a esa mezcolanza que están recetando actores de la vida política en el Estado y el país.

Una alianza nacional entre PRI y PAN ya la tenemos entre nosotros. Mientras tanto, Morena, que se vanagloriaba de ser un partido de izquierda y una verdadera opción de cambio, se ha llenado de perfiles de derecha, centro y de todos lados… y seguirá sumando a muchos más que argumentarán ser netamente ciudadanos.

Y a eso súmele que veremos desfilar en campaña a políticos de carrera, activistas, actores, actrices, cantantes, conductores de televisión, y aunque hasta el momento no hay comediantes, de repente todo parece un chiste… un mal chiste.

Por cierto ¡ya quiero ver los debates! ¿Qué puede generar todo esto? Aquí también hay varios escenarios posibles, uno de ellos es que efectivamente los votantes se enfoquen ahora más que nunca, a decidirse por personas y no por partidos; que se tengan realmente más opciones de dónde escoger, y en donde puede influir que la incompetencia de algunos permita que destaquen más otros.

Y sin duda, otra de las posibilidad es que el hartazgo de la gente se acentúe, y no es para menos… ver tanto brinco de un lado a otro es para muchos una muestra clara de que lo que interesa es obtener una buena rebanada de pastel, un buen hueso, sólo el beneficio personal del candidato, y no trabajar realmente en beneficio de la población.

Ver que se abandonan los supuestos ideales, que esa ideología de los partidos que tanto se defendía ahora se recrimina, y que ahora se forma parte de aquello que tanto se criticaba, bien podría derivar en una abstinencia importante el día de la elección… ojalá no sea sí, y se vote de forma contundente, informada y razonada.

En medio del revoltijo electoral, sigamos exigiendo más.

 

Nota: La opinión de los columnistas es responsabilidad exclusiva de los mismos.

 

Comentarios