Aún nos falta

Karla Torres
26 de Mayo 2021
image

Karla Torres

Sería lógico que en pleno 2021 temas como las mujeres y el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y el matrimonio igualitario, por mencionar algunos, ya hubiesen dejado de ser polarizantes y controvertidos como en muchos lugares de México y el mundo.

Después de todo, son derechos que ni siquiera deberían ser consultados, deben de garantizarse y punto. Sin embargo, para una sociedad conservadora como la de Nuevo León, estos temas siguen siendo complicados.

Lo vemos muy claramente ahora en las campañas: no son temas electoralmente rentables. Nadie se quiere meter. Los estrategas de las y los candidatos hacen maroma y media para evadir especialmente estas dos discusiones.

Y se entiende si comprendemos el contexto en el que aún vivimos, sobre todo si tomamos en cuenta que la población que más sale a votar son las personas de 55 años y más, los baby boomers.

Católicos o evangélicos, personas muy tradicionales. Una mentalidad diferente a las generaciones millennial y centennial, quienes tenemos prioridades como el medio ambiente, la igualdad de derechos, la no criminlaización y la no discriminación.

Dicho esto, debo confesar que me sorprende mucho que organizaciones y colectivos que abanderan los derechos de las mujeres y activistas LGBTTQI, que conocen bien de política, exijan a candidatas y candidatos que se pronuncien, por ejemplo, sobre el derecho a decidir de las mujeres.

Y vaya que en lo personal, como feminista, comulgo con estas ideas, pero considerando que estamos en Nuevo León, sería una apuesta valiente y muy riesgosa pronunciarse a favor del aborto.

No se necesita ser analista o asesor para decirlo. Nada habla más fuerte que el lenguaje de los hechos. Veamos cómo estos candidatos y candidatas votaron en el Congreso en caso de haber ocupado una curul local o federal.

Además, no falta que uno que otro candidato que, encampañado, agarró la bandera de la igualdad y paridad cuando durante su gestión como diputado local fue el principal opositor a la progresión de nuestros derechos.

Todas sabemos de quién se trata y también sabemos quiénes nos defendieron. Votemos analizando su historial, no solamente sus propuestas. Viendo a sus equipos: ¿son paritarios? ¿tienen consciencia de género?

Ojalá un día podamos tener campañas en donde nos hablen directamente de estos temas, pero para eso aún nos falta.

 

Nota: La opinión de los columnistas es responsabilidad exclusiva de los mismos.

 

Comentarios