Empezamos 2021

Mauro Guerra
04 de Enero 2021
image

Mauro Guerra

Sin lugar a dudas, el 2020 fue un año complejo que asará a los libros de historia como el año de la pandemia del covid. Pero más allá de las complicaciones internacionales, el manejo que el gobierno de México ha hecho de la pandemia ha sido particularmente desastroso.

Calificado internacionalmente desde agencias norteamericanas y europeas como irresponsable y falto de visión.

El declive de la economía, la estabilidad y la pérdida de empleos de las familias mexicanas se pudo haber contenido con políticas públicas de amplio alcance y visión. Pero en lugar de eso, el presidente de este país optó por recomendar detentes y escapularios a la población.

Esta incapacidad ha costado de cientos de miles de vidas en menos de un año. Pero esto es solo una más de muchas decisiones que han perjudicado al país.

Empezamos con la cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México que ya llevaba un buen avance.

Con esta cancelación se eliminó la certeza en las inversiones en nuestro país.

Ya cualquier cosa podría pasar con las inversiones en marcha, hasta cancelaciones con toques de expropiaciones. Para muestra un botón: actualmente únicamente tenemos niveles de inversión de un 70% lo que era antes de la cancelación unilateral del aeropuerto.

Con gran falta de tacto social, se eliminó el Seguro Popular. Este es el sexenio donde la inseguridad ha estado peor: con más homicidios y asaltos que ningún otro sexenio a tasa anual. La corrupción, que había sido la bandera de López durante su campaña, sigue igual o peor.

Con escándalos que involucran al hermano del mismísimo presidente, muy al estilo de Carlos y Raúl Salinas de Gortari. Pero hay quienes no lo quieren ver así.

Regresando al manejo de la pandemia, podemos recordar que a principios del año 2020 la estrategia del gobierno fue negar el problema. Invitar a la población a salir y hacer vida normal. Nunca se realizó un programa nacional para hacer pruebas y detectar el covid.

La tasa de contagios siguió siempre al alza, mientras en otros países era posible contenerla. Hoy, en la primera semana de enero de 2021, estamos peor que nunca en contagios y muertes. Se han acumulado alrededor de 300 mil mexicanos fallecidos.

Y el presidente sigue sin usar siquiera cubrebocas. Ya terminó el 2020, pero la pandemia y este gobierno siguen haciendo estragos en contra de los mexicanos. Nos toca a nosotros defendernos con las herramientas que tenemos.

Además, este 2021 tenemos la oportunidad histórica de detener el avance destructivo de Morena. Salir a votar por la oposición sería nuestra única alternativa para detener esta catástrofe que ha destruido la estabilidad y avances que habíamos construido los mexicanos.

El 2020 fue el año del inicio de la pandemia y el 2021 será de la participación y el cambio de rumbo.

 

Comentarios