La importancia de la participación ciudadana

Mauro Guerra
10 de Mayo 2021
image

Mauro Guerra

Ya habrán visto muchos artículos que hablan sobre la importancia de la participación ciudadana, y que esta no se ejerce únicamente con el voto. La democracia participativa requiere el esfuerzo constante de los ciudadanos por mejorar su entorno. Participar no solo proponiendo sino haciendo.

Tomando postura en las decisiones más importantes de la comunidad, dialogando, convenciendo y buscando soluciones. La participación ciudadana y el método democrático es el único mecanismo que tenemos para consistentemente mejorar la calidad de vida de una comunidad.

Además, es el único sistema que puede castigar o premiar, la actuación de un gobernante, mediante el sistema de partidos políticos. Por ello, es importante institucionalizar la participación ciudadana.

Mediante una participación inclusiva, podemos lograr consensos que no aplasten a las minorías, sino que las consideren dentro del marco decisional. Votar por un candidato o partido es una forma de participación ciudadana, claro, pero no es la única. Militar en un partido político también lo es.

Ser parte de la mesa directiva de la colonia, participar en consultas ciudadanas, opinar y alzar la voz en las discusiones del congreso, y un largo etcétera. Los ciudadanos, agrupados por ideologías, deben activamente proponer las soluciones que consideren óptimas a los problemas sociales.

Y en el debate de ideas y la confrontación de propuestas es que la sociedad puede dilucidar las soluciones más viables, efectivas y eficientes a la problemática social.

Cuando los ciudadanos se sienten representados, es cuando se motivan a participar. Es tarea de los partidos políticos ser plataformas abiertas y funcionales al servicio de los ciudadanos que comulgan con su ideología y principios.

También es tarea de los partidos estar lo suficientemente abiertos a la participación y a la crítica constructiva para ser vistos como alternativas que encaminen la participación ciudadana. Las decisiones deben ser tomadas por todos porque a todos nos afectan.

La forma en que se organiza la sociedad termina por ser un mecanismo donde los ciudadanos interactúan en el ámbito económico, cultural, político, social, deportivo, y otro largo etcétera.

Las cifras de abstencionismo en Nuevo León son alarmantes. Casi la mitad de la población no se siente representada y, por ende, no participa en la vida pública.

Es nuestra tarea invitar y convencer a más ciudadanos para que participen. Para que lo hagan con entusiasmo y con alegría. Por eso, este 6 de junio tenemos una oportunidad histórica para incluir a más personas en la participación.

Empecemos votando, por la opción que más nos represente. Y después de votar vendrán el resto de los mecanismos de participación ciudadana. Mujeres y hombres tenemos una cita con la democracia este 6 de junio. Construyamos el Nuevo León que merecemos.

 

Nota: La opinión de los columnistas es responsabilidad exclusiva de los mismos.

 

Comentarios