¿Volver al pasado o construir el futuro?

Mauro Guerra
24 de Mayo 2021
image

Mauro Guerra

Hoy (ayer) domingo que escribo esta columna, faltan exactamente dos semanas para la elección de este año. Será la más grande de la historia y la que definirá el rumbo de nuestro país. Se decidirá si seguimos con la izquierda de morena y movimiento ciudadano, o giramos a la derecha con el PAN.

Como ustedes saben, el PRI nació siendo un Partido de izquierda. De sus detractores nacieron Morena y Movimiento Ciudadano. Con López Obrador y Dante Delgado a la cabeza. Son partidos a favor del aborto, partidos que piensan que el dinero se debe regalar a quienes no trabajan. Por otro lado, está el PAN, con su concepto básico de subsidiariedad.

Este establece que solo se debe hacer por otro hombre lo que él no pueda hacer por si mismo, y solamente durante el tiempo que no pueda hacerlo. Enseñarlo a pescar, pues, en lugar de darle el pescado. Si recordamos un poco de historia de México, en nuestro país no hemos tenido democracia sino hasta 1997.

Actualmente, el sistema democrático mexicano está amenazado por el autoritarismo de López y Morena. Darles la mayoría en la cámara de diputados (a morena o a sus satélites como movimiento ciudadano) implicaría dejar colgados sobre alambres la democracia. Representaría darle el poder al presidente de regresar al pasado, cuando la democracia no existía.

Regresar a ese pasado oscuro donde no había transparencia ni libertad de expresión (dos logros de la democratización lograda por el PAN). Donde la propiedad privada era pisoteada por los gobernantes en turno.

Donde las privatizaciones, las devaluaciones y las crisis económicas se repetían cada seis años por la debilidad institucional del país.

Tal cual es la definición de libro de texto de “república bananera”. Muchas décadas nos costó tener un poder judicial independiente.

Mucho esfuerzo nos costó la independencia del Banco de México. Lo que trajo en mayor medida Estado de Derecho y estabilidad económica al país. Hoy, estas dos instituciones se encuentran amenazadas y presionadas por el presidente de la república, al mas puro estilo del PRI de los setentas.

López amenaza diariamente jueces y ministros de la Suprema Corte. Además, mete la mano en Banxico.

Mucho esfuerzo y mucha sangre costó que las libertades en nuestro país se consolidaran. No demos ni un paso atrás en la consolidación de un México moderno y de progreso económico. Votar por Morena, el PRI o Movimiento Ciudadano es un voto por continuar el desmantelamiento del sistema democrático, económico y de libertades.

La única oposición a la destrucción de Morena es votar por los diputados locales y federales del PAN. En exactamente dos semanas tenemos la gran responsabilidad de elegir entre regresar al pasado de crisis económicas, autoritarismo y abuso de poder, o mirar hacia el futuro a la par que el resto de los países más desarrollados del mundo. Mientras el presidente todos los días desde la “mañanera” hace campaña por Morena, los ciudadanos libres tenemos que alzar la voz y detener su proceso destructor.

 

Comentarios