Cenizas revueltas

Obed Campos
13 de Abril 2021
image

Obed Campos

Un verdadero viacrucis están viviendo familiares que tenían a sus seres queridos fallecidos descansando en cenizas en la Parroquia Salesiana María

Auxiliadora, de la colonia Linda Vista, en Guadalupe. Inexplicablemente las urnas en las que están depositados los restos de los difuntos fueron exhumados, aparentemente sin autorización y sin respetar orden alguno,y ahora no saben a quién corresponden las cenizas.

“Sin consentimiento ni aviso a los familiares de los difuntos, hoy fuimos a verificar la situación… Nos llevamos la sorpresa de que, efectivamente, realizaron movimientos en las criptas, sacaron y metieron urnas y no avisaron a las familias, nosotros incluidos” denuncia una deuda en su cuenta de Facebook.

La quejosa dice que los encargados de la parroquia quisieron enmendar el error pero les entregaron incorrectamente otras cenizas que no eran de sus familiares.

“Las cenizas de mi familiar tenían nombre y estaban en una bolsita pequeña; las que nos mostraron estaban en una bolsa diferente y aparte estaba abierta…” con las cenizas a la vista.

Por ello denuncia que las cenizas de su familiar no se supo dónde quedaron, ni les quisieron informar a ese respecto, y los encargados de la Parroquia aparentemente no aceptaron responsabilidad alguna.

Los afectados se quejaron de que recibieron un trato altanero y prepotente y que en su afán de localizar los restos de su familiar, van a sentar una denuncia ante las autoridades civiles, hasta llegar a las últimas consecuencias.

Y señalan que esta situación va en contra del punto cuatro del reglamento de las Criptas de María Auxiliadora, que reza: “El alojamiento o retiro de cenizas sólo podrá ser efectuado por el personal autorizado por el

Párroco, bajo su control y vigilancia, en presencia de los familiares y durante el horario de visitas”, cosa que evidentemente no se ha cumplido.

BIEN ADMINISTRADO

Nadie lo ha dicho, pero Carlos Alberto Garza Ibarra, tesorero del estado de Nuevo León, ha sabido llevar a cabo su tarea con éxito pero discretamente.

En medio de las borrascas económicas, a causa de la pandemia y de la crisis global que nos azota, Garza Ibarra pudo, simplemente haber estirado más la mano, pero, en los hechos, logró administrar, para bien, los recursos del estado y aguantó la tentación para no pedir y endeudar más al estado.

Entre sus logros, se cuenta que con su administración, tarde, pero se logró terminar la Línea 3 del Metro…

Suyo es el triunfo de que en el dictamen de la Cuenta Pública 2019 no existan observaciones sobre desvío de recursos.

 

Comentarios