De Niño a Futbolista

Wasa pa' la Raza Rayados - Isaac Treviño
01 de Mayo 2020
image

Wasa pa' la Raza Rayados - Isaac Treviño

Naces, meses después empiezas a gatear, y luego vienen los primeros pasos. Sin el temor a caerte, pateas la pelota que te regalaron tus papas antes de empezar a correr.

Esa pelota que sirve para entretener la inquietud del niño quien juega con cualquier persona y cualquier persona que se le pone enfrente. Creces, y utilizando la pelota como juguete, empiezas a desarrollar habilidades y el gusto por el futbol. Continúas creciendo, ahora ya  eres un adolescente que compite dentro de un terreno de juego, dando todo de si, con el objetivo de ganar el partido, y porque no, ser “descubierto” por alguien que te invite a que seas parte de las divisiones inferiores de un equipo de futbol profesional.

Ya en el máximo circuito, te esfuerzas, peleas y luchas por la posesión del balón, con el claro objetivo de pasar encima de tu rival, y con un poco de suerte y volverte ídolo de tu afición e insignia de tu ciudad. Todo eso que empezó con como un sueño en la infancia, hoy para algunos pocos afortunados, se convierte en realidad. Asumiendo siempre la responsabilidad dentro de la cancha, sin dejar de sonreír y disfrutar como cuando pateabas la pelota por primera vez. 

¡Feliz día de niño!

 

Nota: La opinión de los columnistas es responsabilidad exclusiva de los mismos

 

Comentarios