¡Pintura puffy casera para niños en 5 pasos!

Nicole Fernandez
25 de Junio 2020, 16:20 horas.
¡Pintura puffy casera para niños en 5 pasos!

Foto: Pinbusters

Comparte en icono icono icono

Este tipo de pintura esponjosa le dará un giro muy artístico a las obras de los pequeños.

Tener a los niños en casa ha hecho que las ideas para mantenerlos entretenidos exploten. Figuradamente y literalmente. Es probable que se crea que se está escaseando en el departamento de creatividad y originalidad y se ha llegado al punto en el que ya no se sabe qué hacer. 

Por el lado de las artes y la cultura, actividades como pintar, cantar, bailar, tocar instrumentos, ver películas, visitar museos en línea, entre otros, posiblemente ya han sido realizados. El reto nuevo es seguir haciendo esas cosas pero en una manera diferente. Por ejemplo, con la pintura.

Aunque ya se haya coloreado o pintado hasta el cansancio, siempre hay maneras nuevas de re hacer las cosas. Si ya pintaron con gises, crayolas, colores y latas de pintura, ahora hay que intentarlo con la pintura esponjosa.

La pintura “puffy” o esponjosa es perfecta para los pequeños porque los mantiene entretenidos, ocupados, es algo nuevo para ellos y siguen descubriendo otras formas de pintar, de expresarse y se conectan con nuevas herramientas y medios artísticos. Tener esto desde temprana edad es muy bueno. También, a medida que se va creciendo.

image

Hacer pintura puffy es muy fácil. No olvidar que los manteles son necesarios. 

Para realizarla en casa, se necesita lo siguiente:

En tazas de medir:

  • 3/4 de crema para afeitar
  • 1/4 de pegamento líquido
  • 1/4 harina normal

y

  • Colorantes
  • Botellas para expulsar la pintura
  • Tazones y cucharas
  • Bolsas de sándwich
  • Vaso
  • Tijeras
  • Manteles
  • Ropa que se pueda ensuciar o mandil
  • Papel grueso o cartón blanco duro 

 

Estos son los pasos:

1. Agregar la crema para afeitar en un tazón, después el pegamento y mezclar. Ir agregando la harina de poco a poco, hasta que haya una consistencia al gusto. Se puede agregar la medida completa.

2. Agregar el colorante. Se puede mantener blanca si se prefiere así.

3. Tomar una bolsa de sándwich y ponerla sobre un vaso que la pueda sostener, como si se fuera a poner una bolsa en un bote de basura. Vaciar la mezcla dentro de la bolsa y cerrarla.

4. Cortar una esquina de la bolsa en la parte inferior. Tomar una botella para expulsar pintura y vaciar dentro de ella la pintura puffy, apretando la bolsa.

5. Repetir los pasos para crear diversos colores y cuando se tengan los deseados, ¡empezar a pintar!

Tip: Tomar un palillo o lápiz para dar diseño a la pintura con líneas de otros colores.

 

Debajo, un tutorial:

Te puede interesar