Se les está "lavando el cerebro" a cristianos para que renuncien a su fe

Nicole Fernandez
08 de Abril 2021, 15:51 horas.
Se les está "lavando el cerebro" a cristianos para que renuncien a su fe

Foto: Greg Baker/AFP/Getty Images

Comparte en iconoiconoicono

Los métodos utilizados varían desde palizas hasta torturas.

China.- En intentos por cambiar la mentalidad y creencias de chinos cristianos, el país los está reteniendo en "instalaciones transformativas" secretas, de acuerdo con nuevos reportes.

Historias han sido compartidas por víctimas del "lavado de cerebro" que han afirmado ser golpeadas en cuartos sin ventanas por casi diez meses. Una persona que prefiero usar el alias, Li Yuese, compartió lo siguiente a un medio del país asiático. 

Li dijo que fue detenido por autoridades que catearon su iglesia en 2018. "No había ventanas, no había ventilación y no había tiempo afuera permitido". Continuó: "Solo me daban dos comidas al día, que eran traídas al cuarto por una persona designada". Dijo que las autoridades "te amenazan, te insultan y te intimidan. Estos eran oficiales del Frente Unido, hombres, mujeres, a veces sin poderlos identificar, usualmente con ropa sencilla. La policía se convertía en ciega, ante esto".  

Añadió que si te rehusabas, serías visto por tener mala actitud y te mantendrían en detención y continuarían golpeándote. "Tienes que aceptar lo que tienen preparado para ti". 

Sus compañeros de prisión, dijo, fueron puestos en libertad bajo fianza y habían tenido que participar en actividades relacionadas con la iglesia. La represión afectó tanto a protestantes como a católicos, y los sacerdotes desaparecieron durante "cinco, seis, incluso diez años seguidos".

El Partido Comunista Chino, que cree en el ateísmo, ejerce controles estrictos sobre cualquier forma de práctica religiosa entre sus ciudadanos.

La policía de seguridad del estado y los funcionarios de la oficina de asuntos religiosos, con frecuencia allanan "iglesias en casas" no oficiales que no son miembros de la Asociación Patriótica de las Tres Autonomías respaldada por el Partido Comunista de China, aunque las iglesias miembros también han sido blanco de ataques en ocasiones. Se ve al cristianismo como una importación foránea, que "infiltra fuerzas hostiles del occidente".

Según un informe de la revista extranjera Bitter Winter en noviembre de 2020, que entrevistó a una víctima de lavado de cerebro, los métodos utilizados en los centros varían desde palizas hasta torturas, como duchas frías a temperaturas bajo cero y obligar a los reclusos a cargar grandes cubos de agua, alrededor de sus cuellos.

China es el hogar de unos 68 millones de protestantes, de los cuales 23 millones adoran en iglesias afiliadas al estado bajo los auspicios de la Asociación Patriótica de las Tres Autonomías, y unos nueve millones de católicos, la mayoría de los cuales pertenecen a organizaciones patrocinadas por el estado.

image

Te puede interesar