NL, el segundo estado con más permisos de porte de arma de fuego

En el mundo, la mitad de los accidentes por arma de fuego ocurren en el hogar; el 50% de las personas que las poseen las guardan cargadas.

Armas de fuego, un peligro latente en NL.Créditos: Especial
Por
Escrito en SEGURIDAD el

Monterrey.-  Después de la Ciudad de México, Nuevo León se colocó como el segundo estado con más permisos de porte de arma de fuego y los índices de inseguridad podrían incrementar las licencias y la probabilidad de accidentes por el mal uso de los artefactos, consideraron especialistas.

El último reporte publicado en los Datos Abiertos de la Secretaría de la Defensa Nacional, al corte del tercer bimestre del 2022, el país registra 2 mil 572 licencias de particulares vigentes, de las cuales, mil 336 se concentran en la capital, 540 en Nuevo León y 230 en el Estado de México.

Sin embargo, según un estudio del Instituto de Altos Estudios Internacionales y del Desarrollo (IHEID, por sus siglas en francés), en México hay 17 millones de armas de fuego en manos de civiles, y por cada arma legal, hay cuatro que no lo son.

El consultor en seguridad, Jorge Martínez Cabrera, señaló que, en Nuevo León, el aumento en las solicitudes ocurrió entre los años 2009 y 2012, cuando la entidad enfrentaba una de sus peores crisis de inseguridad y muchos de los permisos se fueron renovando.

“Nuevo León se convirtió en una ciudad muy peligrosa. Por eso subieron los trámites de portación de armas, donde todos los empresarios desde medios niveles hasta grandes empresarios, a sus choferes y equipos de seguridad les tramitaron el porte de arma.

“Algunas personas optaron por sacar sus permisos y tener un arma en su casa”, señaló el especialista.

El cuarto estado con más licencias de este tipo es Querétaro con 108 , el quinto, Jalisco con 86. El resto de las entidades tiene de 1 a 50 licencias.

La Asociación Internacional Standford Medicine señala que, en el mundo, 50% de los accidentes con arma de fuego ocurre en el hogar y la mitad de las personas que las posee las guarda cargadas y listas para usar.

Para el también especialista en seguridad privada, el factor principal de riesgo es la presencia de menores que tienen conocimiento de la existencia de un arma en su casa.

“Los niños ven al papá, ven dónde la guarda, si no está en un lugar seguro, es un problema para la familia. Solo por ver los programas y la televisión, sabe disparar un arma, cortar cartuchos y cómo abastecer un arma”, dijo.

Consideró que los actuales niveles y percepción de inseguridad en la entidad podrían llevar a las familias a solicitar un porte sin la previa capacitación psicológica y de seguridad necesarias.