Reportan en Apodaca 8 extorsiones telefónicas en 4 meses

Autoridades apodaquenses informan haber resuelto estos casos de extorsión telefónica bidireccional gracias al reporte hecho por los padres de las víctimas.

Guardias de Proximidad de Apodaca.Créditos: Cortesía
Por
Escrito en SEGURIDAD el

Apodaca, NL.- En Apodaca se han resuelto en los últimos cuatro meses, al menos ocho casos de extorsiones telefónicas y presuntos secuestros virtuales de delincuentes que operan principalmente en contra de jóvenes menores de edad.

Con amenazas telefónicas, los delincuentes han sacado a las víctimas de sus casas e incluso de sus escuelas, amagándolos con hacerles daño a ellos o a sus padres.

Uno de los casos registrados esta semana fue el de una menor a quien los victimarios llamaron para amedrentarla y una vez que obtuvieron los teléfonos de familiares y amigos, contactaron a su mamá, a quien le advirtieron que tenían a su hija secuestrada.

La madre optó por solicitar ayuda apoyo policiaco y horas después localizaron a la menor en un centro comercial del municipio.

Otro caso fue el de un menor de edad a quien le llamaron para ordenarle que saliera de su casa y abordara un taxi para luego recibir instrucciones.

En este caso, también fue amenazado el taxista, a quien le ordenan llevar al menor a una plaza e irse del lugar sin avisar a la policía.

Luego el extorsionador pide al menor los datos de sus padres, a quienes hacen creer que llaman desde su teléfono y que lo tienen cautivo.

Los padres llamaron a la Policía y algunas personas que vieron al menor llorando en una plaza pública, también llamaron al 911 y horas más tarde fue rescatado y llevado con sus padres.

Otro caso fue el de la estudiante de una Universidad ubicada en el Centro de Apodaca, que vivió lo mismo que el primer caso mencionado aquí.

Otro joven narró a ABC Noticias cómo fue víctima de extorsión por medio de una videollamada para exigirle 5 mil pesos por la vida de su hermana, mientras que a sus padres les exigieron 500 mil pesos por la vida de él.

El 5 de marzo este medio publicó que en Nuevo León se registra al menos un caso semanal de secuestro virtual.