Sobrevivientes de covid recuperan olfato gracias a “mágica” perfumista

Nicole Fernandez
01 de Mayo 2021, 16:37 horas.
Sobrevivientes de covid recuperan olfato gracias a “mágica” perfumista

A la izquierda, Tammy Farrel con la perfumista que devuelve el olfato a sobrevivientes de covid, Sue Phillips. E. Foto: Brian Zak/NY Post

Comparte en icono icono icono

Phillips, que ha sido dueña de su perfumería personalizada durante 12 años, lanzó el programa de curación de la terapia de olor a principios de este año.

Estados Unidos.- No tenían olfato para nada el año pasado, pero ahora algunos pacientes recuperados de COVID-19 finalmente pueden detenerse a oler las rosas, gracias a una perfumista legendaria que los está guiando en un "viaje de fragancias"... por tan solo $650 dólares.

¿Lo anterior te suena a una estafa? Analicemos esta historia que cuenta con la opinión científica de médicos expertos.

La perfumista Sue Phillips, que ha creado aromas para marcas como Tiffany y Burberry, está ayudando a sobrevivientes del virus que han perdido el sentido del olfato. De acuerdo con Tammy Farrell, de 51 años, “faltaba una parte de mi vida, y estoy eufórica de que se haya desencadenado algo inactivo durante más de un año. Ahora [mi sentido del olfato] está a tope", dijo después de su sesión de una hora en la tienda de fragancias epónima de Phillips en el Upper East Side de la ciudad de Nueva York.

Farrell perdió la capacidad de oler cuando contrajo el coronavirus en marzo de 2020. La madre de tres hijos de Long Island siguió esperando a que su nariz se pusiera en acción pero, a pesar de oler ajo en polvo y pasar junto a las fragantes panaderías, no tuvo suerte.

"Pensé que lo aguantaría durante algunas semanas, pero luego las semanas se convirtieron en meses y meses", dijo Farrell. Finalmente buscó neurólogos y le hicieron escáneres cerebrales y análisis de sangre, pero todo salió normal. “No podía oler nada y nadie sabía por qué. No puedes evitar llorar", dijo, y agregó que "no podía oler mis velas favoritas o la colonia de mi esposo. No podía disfrutar del comer, simplemente se convirtió en combustible para mi cuerpo, no en placer".

Cuando su hija la alertó de un olor a gas en el sótano y Farrell no pudo olerlo, supo que necesitaba ayuda. "Cuando no puedes oler las fugas de gas, es un gran problema", dijo Farrell. "No tenía más opciones".

Phillips, que ha sido dueña de su perfumería personalizada durante 12 años, lanzó el programa de curación de la terapia de olor a principios de este año.

image

“Cuando el olfato está fuera de alcance, afecta a muchos ámbitos de la vida, incluidos el comer y el gusto. La gente se deprime mucho... Es devastador ”, dijo Phillips. “La gente dice que no vale la pena vivir su vida. El olfato es una parte tan importante de los placeres de la vida".

A partir de $650 dólares, los clientes obtienen una reunión con Phillips (también ofrece una opción de Zoom, donde envía tiras de olor con anticipación) y una fragancia personalizada para llevar a casa. Mezcla aromas con ingredientes como lavanda, almizcle, ámbar y vainilla, que se dividen en notas altas, medias y bajas. Luego, el cliente huele tiras perfumadas individuales para ayudar a despertar el sentido latente.

Suena simplista, pero Phillips dijo que ha ayudado a 20 personas a recuperar al menos parte de su capacidad para oler desde el año nuevo.

Mientras repasaba varias notas con Farrell, la perfumista le dio órdenes específicas: "Huele con tu cerebro, trata de absorber los aromas con tu cerebro... tu cerebro está empañado". De repente, Farrell comenzó a llorar. “Huele delicioso”, dijo sobre una tira balsámica con aroma a vainilla. “Huele muy rico. Nunca he olido nada tan fuerte. Esto es un sueño".

image

Ella está comprometida con hacer su “tarea”, lo que incluye oler su propio perfume, flores y frutas durante el día con una concentración tipo meditación. Farrell dice que ha olido ajo, aunque débilmente, por primera vez en más de un año. Lamenta que todavía no puede oler el tocino ni las palomitas de maíz.

Según un estudio de la Academia Estadounidense de Neurología, alrededor del 51 por ciento de las personas que perdieron el sentido del olfato debido al COVID-19, no lo habían recuperado cinco o más meses después, y médicos que trabajan con sobrevivientes de coronavirus están abiertos a la terapia

“Creo que es interesante y emocionante. Puede haber algunas oportunidades con algo de estimulación con diferentes aromas”, dijo el Dr. Yosef Krespi, otorrinolaringólogo del Hospital Lenox Hill.

“Sigo impactada de que funcione”, dijo Marissa Karen de 27 años, otra cliente de Phillips que perdió el sentido del olfato después de contraer el virus en marzo pasado. “Fui a un millón de médicos diferentes, seis o siete otorrinolaringólogos, un neurólogo y tomé esteroides orales y nasales para reducir la inflamación. Dejé todos los médicos llorando histéricamente".

Karen se reunió con Phillips la semana pasada y pudo oler de nuevo después de una sesión. 

“Es asociar los olores con los recuerdos”, dijo Karen, quien hace su entrenamiento con limones. "Lo asocio con ir a una granja de limón a la que fui en Sorrento, en el sur de Italia, donde probé una limonada y un limoncello".

Agregó: "No te das cuenta de lo importante que es el olor hasta que ya no lo tienes. Ahora puedo caminar afuera y oler las flores de primavera floreciendo".

Tiempos desesperados requieren de medidas desesperadas. Y al final del día, uno hace lo que cree es mejor para sí mismo. Si estos métodos funcionan, debe ser un verdadero gusto volver a oler el tocino. 

Te puede interesar