Experta alerta sobre graves efectos de 'Cocomelon' en los niños

"Cocomelon está prohibido en mi casa". Madre y experta en maternidad revela un aspecto de la caricatura que podría afectar a los niños.

Mahassen García, una asesora de Lactancia y Maternidad y un video de Cocomelon. Foto: Especial
Escrito en TENDENCIA el

Ciudad de México.- "Cocomelon" es uno de los programas infantiles más populares en la actualidad y el segundo canal en el mundo con más suscriptores en YouTube (148 millones).

Su éxito se debe a las pegadizas canciones y coloridas animaciones que superan los miles de millones de reproducciones en la plataforma, pero expertos han determinado que hay una fórmula detrás de este contenido para niños que podría afectar el desarrollo de los pequeños.

Mahassen García, una asesora de Lactancia y Maternidad ha compartido una serie de razones del por qué “Cocomelon” está prohibido para su hijo.

La experta compartió que aunque el programa entretiene mucho a los niños y mientras ellos lo ven, los papás pueden relajarse haciendo otras cosas, los menores pueden volverse adictos y ser "hipnotizados" por la manera en que el show está diseñado y por consecuencia, les traería efectos negativos en su desarrollo.

La experta atribuye la adicción a “Cocomelon” a las cortas escenas que lo componen - de dos o tres segundos - a comparación de las caricaturas tradicionales - de 8 o 10 segundos -.

“Este cambio de imagen constante, ni siquiera le da tiempo a tu bebé de procesar lo que está viendo entonces causa una sobreestimulación (…) Es demasiada estimulación para tu hijo y ¿Qué puede llegar a causar esto?”.

La experta señala que ha investigado que estos patrones de sobreestimulación puedes causarles a los bebés; "retraso en el habla, afectar el sueño y desborde emocional por necesidad de seguir teniendo esa estimulación".

“El desborde emocional no es por el hecho de que le apagaste la tele sino porque su cerebro necesita estar viendo esas imágenes constantes, constantes, constantes”.

La experta puso como ejemplo si a un drogadicto que quitas la droga.

Mahassen señaló que el punto no es prohibirles a los niños de ver el celular o pantallas, pero recomendó supervisar que los programas que los menores vean sean los que le promuevan aptitudes buenas y no que los mantengan “hipnotizados”.

VIDEO: