¿Tienes calentador de gas? Así puedes identificar una posible intoxicación

El monóxido de carbono es un gas muy peligroso que se produce por la combustión incompleta de cualquier material que contenga gas, petróleo, nafta, etcétera.

Calentador de interiores. Créditos: Especial
Por
Escrito en TENDENCIA el

Ciudad de México. – Es muy común que, en épocas de frío, las familias utilicen herramientas como calentadores de gas para tratar de darle calor a sus viviendas.

Dichos artefactos son de gran utilidad en temporada de invierno, pero también pueden significar un serio peligro si no hay pleno conocimiento acerca de su manejo, de hecho, los riesgos aumentan si éstos no reciben mantenimiento, ya que cabe la posibilidad de que produzca monóxido de carbono a través de la combustión incompleta.

¿Qué es el monóxido de carbono?

El monóxido de carbono es un gas muy tóxico que ingresa al organismo a través de los pulmones para después introducirse en la sangre de las personas, ocupando así el lugar del oxígeno.

Ocasiona que la víctima reciba grandes afectaciones en el cerebro y corazón, algo que puede llegar a ser mortal.

Vale hacer mención que no solo las personas pueden perecer debido a esto, pues los animales también resultarían afectados en gran medida si se desarrolla un problema con este tipo de artículos.

¿Cómo identificar una posible intoxicación?

Es posible saber que algo malo está ocurriendo en torno a un calentador de gas, a tal grado que las personas que están cerca de él presentan problemas, si se tiene el conocimiento de los síntomas que el flujo de monóxido de carbono ocasiona, por ejemplo.

  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Somnolencia
  • Debilidad
  • Cansancio
  • Náuseas/vómitos
  • Pérdida del conocimiento y/o convulsiones
  • Palpitaciones
  • Dolor de pecho
  • Paro cardiorrespiratorio
Persona con dolor de cabeza. | Especial. 

¿Cómo actuar ante un caso de intoxicación?

Lo primero que hay que hacer es en este tipo de casos es darle ventilación al espacio y hacer lo posible por que los afectados reciban cuanto antes aire fresco y la atención de un médico.

  • Abrir puertas y ventanas para dar ventilación al lugar.
  • Retirarse o retirar a la víctima del lugar contaminado para respirar aire fresco.
  • Llevar a la víctima rápidamente al Hospital, o al Centro asistencial más próximo, aunque haya recuperado el conocimiento.

Temas