¿Real o fake? Marina emite informe sobre ‘alienígenas’ expuestos por Maussan

El periodista llevó a San Lázaro dos cuerpos encontrados hace más de mil años en Perú que, señaló, no son humanos.

Cuerpos 'extraterrestres' llegan al Congreso de México Créditos: Especial
Por
Escrito en TENDENCIA el

Ciudad de México. – Un hecho sin precedentes ocurrió ayer martes 12 de septiembre en el Congreso de México, donde el ufólogo Jaime Maussan presentó dos cuerpos de presuntos extraterrestres encontrados en Perú.

Lo anterior, en el marco de la primera audiencia pública celebrada en nuestro país, a fin de una posible legislación de fenómenos aéreos anómalos no identificados (mejor conocidos como ovnis) en territorio nacional.

Maussan señaló que los restos tienen al menos mil años de antigüedad, basándose en un dictamen hecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

"No se trata de seres que fueron recuperados, en naves, que son estrellamientos, sino que son seres que estaban sepultados en minas de diatomea, tierra de diatomea, que es un alga fosilizada con 17 millones de antigüedad”, recalcó.

En la audiencia estuvieron presentes todo tipo de personalidades, entre ellos el médico forense José de Jesús Zalce Benítez, director del Instituto Científico para la Salud de la Secretaría de la Marina de México, quien habló al respecto de estos supuestos cuerpos.

Los cuerpos no son humanos: Marina

En su mención, Zalce Benítez refirió que los hallazgos expuestos por Jaime Maussan no guardan relación con los seres humanos, por lo que le dio la razón al periodista e investigador del fenómeno ovni.

"En colaboración con biólogo José de la Cruz Ríos, y en base a resultados de diversa evidencias científicas como rayos x tomografía computarizada, reconstrucción tridimensional, análisis macro y microscópico, antropología forense, anatomía comparada y de análisis de ADN, que es la reina de las evidencias de ciencias forenses, puedo afirmar que estos cuerpos no guarda relación con el ser humano”, reveló.

Asimismo, detalló que los cuerpos miden 60 centímetros de largo y que están cubiertos de un polvo blanco que resultó ser polvo de diatomea “que permite la desecación de cuerpos y ausencia de generación de bacterias hongos y fauna cadavérica.

Por último, el experto en ciencias forenses remató que el lugar donde fueron encontrados resulta ser idóneo para su conservación y preservación durante un promedio de mil años, esto calculado con prueba de carbono 14.