Niño con cáncer renunció a las quimioterapias para disfrutar de la vida

El cáncer regresó más agresivo por lo que José Armando decidió ya no someterse a un nuevo tratamiento.

José Armando sufre de cáncer desde los cinco años.Créditos: Captura de pantalla video FIA
Escrito en TENDENCIA el

Ciudad de México. - La historia del niño José Armando ha conmovido a las redes sociales, debido a la valentía que él ha demostrado.

El pequeño de 14 años vive en Xalapa, Veracruz y decidió renunciar a sus tratamientos de quimioterapia porque “prefiere disfrutar del tiempo que le queda de vida”.

De acuerdo a los familiares de José, el menor fue diagnosticado con Leucemia Linfoblástica a los cinco años.

Desde entonces se ha sometido a más de 120 sesiones de quimioterapia, sin embargo, su manera de pensar cambió cuando el cáncer regresó con más fuerza en octubre de 2023.

Ahora, el menor no quiere comenzar un nuevo tratamiento, ya que este será más agresivo que el anterior.

“Me dijeron que si quería me podían poner más tratamiento, pero ya no quise porque es muy fuerte”, dijo José Armando a medios nacionales.

Y agregó: “Mi mamá... le dije que respetara mi decisión y lo aceptó, (le dije) que ya no quería el tratamiento. Mejor divertir la vida. Le intento dar ánimos... yo siempre la voy a cuidar, también a mi hermana”.

Cumple sus sueños

José Armando cumplió uno de sus sueños: festejar su cumpleaños número 14 con sus seres queridos. El festejo tuvo lugar en la Telesecundaria de Xalapa “Nicolás Bravo”, donde sus compañeros le cantaron las “mañanitas”.

Además, uno de los jugadores del Cruz Azul le dedicó uno de los goles, con los cuales la Máquina venció a las Chivas.

El video del festejo rápidamente se hizo viral y los usuarios llenaron de halagos al futbolista Uriel Antuna por su gesto hacia el pequeño aficionado.

¿Qué es la Leucemia Linfoblástica Aguda?

También conocida como leucemia linfoblástica o linfoblástica, es un tipo de cáncer de la médula ósea y la sangre que afecta principalmente a los glóbulos blancos inmaduros, llamados linfoblastos. Estos linfoblastos son células precursoras de los linfocitos, un tipo de glóbulo blanco importante para el sistema inmunológico.

En la LLA, los linfoblastos se multiplican de manera descontrolada y no maduran correctamente, lo que interfiere con la producción normal de células sanguíneas. Esto puede llevar a una disminución en la cantidad de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas en la sangre, lo que puede causar síntomas como fatiga, infecciones recurrentes, hematomas y sangrado fácil.