Tu automóvil te dice cuando algo anda mal

Redacción ABC
06 de Marzo 2020, 06:25 horas.
Tu automóvil te dice cuando algo anda mal

Foto: Especial

Sólo es cuestión de ponerle atención al encenderlo o al manejarlo; aquí te explicamos cómo comprender su mensaje

México.- Tener un auto no sólo se trata de acelerar, frenar, ponerle gasolina y manejar, sino también de darle mantenimiento y escuchar su motor, así podrías evitar repentinas visitas al mecánico.

Hay veces en las que basta poner atención o investigar un poco para saber a qué desperfecto nos enfrentamos y evitar males mayores.

Por ejemplo, muchas personas piensan que el aceite ayuda al coche a quemar combustible, pero en realidad su función es la de lubricar, enfriar y limpiar el motor.

Esto significa que si no hay suficiente aceite, tres cosas pueden pasarle a tu coche: llenarse de depósitos carbonosos, oxidación y calentamiento compresivo (hollín y alquitrán).

Estas cosas se depositarán en el motor, creando fricción en partes donde el aceite debe fluir normalmente. Una vez que esto sucede, el aceite comenzará a hacer lo contrario a lo que estaba destinado a hacer, creando más fricción, calentamiento dentro del motor y ensuciándose más.

ESCÚCHALO...

1. Silbidos bajo el cofre: Podría ser alguna fuga. Si también notas vapor, detente de inmediato y llama un mecánico.

2. Rechinido al frenar: Quiere decir que los discos del freno se han rayado o las balatas están desgastadas.

3. Golpeteo trasero: Revisar el tubo de escape, puede ser que el escudo térmico del silenciador esté suelto.

4. Chillido bajo del cofre: Suele pasar al arrancar o cuando aceleramos, debido a que la banda tiene desgaste.

OBSÉRVALO...

1. Foquitos: No ignores tu tablero cuando se enciende algún indicador; revisa el manual de tu auto.

2. Manchas: De color verde amarillento, celeste o naranja, pueden indicar una fuga en alguna manguera.

3. Huellas: Si ves aceite en el piso, en el lugar donde sueles estacionarte, indica una filtración del líquido.

4. Charcos: Puede deberse a una condensación del aire acondicionado, si es demasiado, consulta un mecánico.

HUÉLELO...

1. Chamuscado: Puede ser un cortocircuito o bien, que el material aislante se quemó.

2. Ácido denso: Es posible que se trate de aceite quemado, quizá tengas fuga y tu motor se sobrecalienta.

3. Gasolina: Si huele después de un arranque fallido, es probable que el motor esté ´ahogado´. Consulta un mecánico.

4. Resina quemada: Puede señalar que hay un recalentamiento de los frenos o del embrague.

OBSÉRVALO...

1. Foquitos: No ignores tu tablero cuando se enciende algún indicador; revisa el manual de tu auto.

2. Manchas: De color verde amarillento, celeste o naranja, pueden indicar una fuga en alguna manguera.

3. Huellas: Si ves aceite en el piso, en el lugar donde sueles estacionarte, indica una filtración del líquido.

4. Charcos: Puede deberse a una condensación del aire acondicionado, si es demasiado, consulta un mecánico.

SIÉNTELO...

1. Cascabeleo: Podría ser una falla en el motor, que no esté recibiendo aire o gasolina, o que las bujías andan mal.

2. Volante duro: Es seguro que el líquido de dirección perdió sus propiedades y se vuelve más denso.

3. Inestabilidad: El eje de la transmisión empieza a torcerse. Cuando pasa esto se genera una vibración.

4. ´Meneo´: Problemas en la llanta. El mal estado de las llantas puede ser causa para que un auto vibre.