Videojuegos; alternativa quedándose en casa

Luis David Rodríguez
04 de Mayo 2020, 19:30 horas.
Videojuegos; alternativa quedándose en casa

Foto: Especial

Comparte en icono icono icono

Para muchos, los videojuegos son una alternativa para convivir con personas en línea ante las restricciones de actividades al aire libre y el aislamiento social

Monterrey.- La limitación de actividades por la pandemia del COVID-19, fue algo que obligó a muchas personas a buscar un escaparate de entretenimiento y atención. Una opción, popular desde su creación, es la de los videojuegos, que en esta cuarentena comenzó a tomar mayor fuerza.

Últimamente, estos han funcionado como una buena vía de entretenimiento, pese a que en numerosas ocasiones han sido catalogados como "negativos" para la población, principalmente para los niños. En esta situación, pueden funcionar como un "hobbie", siempre y cuando se tomen las medidas y limitaciones adecuadas.

"Nos estamos adaptando a esta situación, es algo que nunca había pasado. Cada uno va a reaccionar de una forma que se les haga más fácil o de la que mejor puede. Los videojuegos pueden funcionar como una manera de entretenimiento. Lo que queremos es estar bien, tranquilos. Es positivo tener un hobbie, es bueno para tener un espacio de entretenimiento. Si una persona quiere hacerlo por medio de los videojuegos, como es un hobbie, es positivo para ellos. El punto está en los excesos", explicó Erick Puga, Psicólogo egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en entrevista para ABC Noticias.

Evidentemente, el no llevar un control, puede traer afectaciones para niños, adolescentes y adultos, de diferentes maneras. Desde no comer bien y dormir mal, hasta descuidar actividades y responsabilidades. Por eso es recomendable evitar hacerlo algo "necesario".

"Lo ideal es tenerlos solo por cierta cantidad de tiempo, que ese hobbie pudieran usarlo de una forma responsable, no tanto para estar todo el día jugándolos. Sino se adaptarán a los videojuegos y cuando pase esto, estarán muy inmersos en este mundo", añadió.

Entre las principales sugerencias, enfocándose a niños y niñas, está el que sean supervisados por un adulto para definir horarios de juego, una vez que se concluyan con sus responsabilidades, teniendo constante comunicación con ellos sobre lo que ven en sus consolas de video, tabletas, celulares y distintos dispositivos. 

"Que los papás tengan la oportunidad de supervisar a los niños. También pueden interesarse con ellos, siempre la comunicación será lo ideal para que puedan expresarse si algo les preocupa o cómo se sienten", indicó.

Cabe recordar que, en 2018, la Organización Mundial de la Salud catalogó la adicción a los videojuegos como un trastorno mental. Sin embargo, expertos de esta rama de la salud consideraron era una clasificación bastante general, sin especificaciones. 

"No es que la actividad sea mala o pueda causar adicción, más bien, tendríamos que concentrarnos en entender qué está sucediendo en el sujeto que parece que ese comportamiento o actividad es lo único que le permite seguir viviendo o manejar sus problemas emocionales", manifestó Héctor Mendoza, Licenciado en Psicología en una entrevista para la UANL.

Es por eso, que se compartieron algunas otras opciones de actividades para hacer en casa y no tomar en cuenta solo los videojuegos, entre las cuales está: hacer ejercicio, ver películas, manualidades, etc.

"Primero van las responsabilidades, comida, sueño, etc. No es malo jugar videojuegos", concluyó Puga.

Te puede interesar