Condominios Constitución en olvido e inseguridad

Uriel Vélez
Jueves 01 de octubre de 2020

Monterrey.-  De ser considerado uno de los complejos habitacionales más modernos de la ciudad, los Condominios Constitución pasaron a ser un espacio descuidado, con problemas de inseguridad e iluminación y que parecen estar en decadencia.

En 1964, el presidente Adolfo López Mateos ordenó su construcción, con recursos que recibió del gobierno norteamericano en el marco del programa "Alianza para el Progreso".

La intención era crear uno de los espacios más modernos en su época, con los mejores servicios e infraestructura, lo cual fue así.

Sin embargo, ahora lucen descuidados, pues al recorrer los pasillos de los 50 edificios, que albergan a mil 44 departamentos, se observa un paraje desolado, con árboles secos a puntos de caer, hierba crecida, "telarañas" de cables, bancas oxidadas y estructuras de los edificios en mal estado y dañadas.

image

"En la noche es una boca de lobos", dice la señora Irma, quien tiene 38 años viviendo en el lugar y asegura que por en las noches, la oscuridad se apodera de la zona y es aprovechada por personas en situación de calle para embriagarse.

Héctor Guerra Lozano, uno de los dos jueces de barrio en el sector, lleva 53 años de vivir ahí, y es testigo del cambio radical que han sufrido al paso de los años, sin que las autoridades estatales o municipales, se animen a modernizar, el lugar considerado como uno de los iconos de la ciudad.

En entrevista para ABC Noticias, Don Héctor explicó que los gastos de mantenimiento, pintura, y hasta arreglos en la infraestructura, corren a cargo de los vecinos, ya que ninguna administración quiere invertir en mejoras.

"Las autoridades tienen muchos años sin podar los árboles, las luminarias están tapadas, muchas de ellas están oxidadas, algunas se han caído porque las bases se pudrieron.

"Las administraciones nos han dicho que iban a pintar las luminarias porque están oxidadas, espero que lo hagan antes que me muera porque llevan más de cuatro años así", señaló.

image

Guerra comentó que otra situación que molesta a los vecinos es la inseguridad, ya que los robos de autopartes y a los departamentos no son situaciones extrañas, además por las noches personas en situación de calle ingresan a los pasillos para consumir alcohol.

Agregó que la mayoría de los residentes originales ya no viven ahí, algunos se cambiaron de hogar, otros fallecieron y otros escaparon por situaciones de inseguridad que se acentuaron de 2005 a 2013.

Advierte urbanista sobre peligro

El urbanista y arquitecto Juan Ignacio Barragán advirtió que el problema es serio y puede resultar hasta letal para sus habitantes. "Hay un problema mantenimiento terrible, ahorita se están cayendo los balcones, pero imagínate como están las tuberías y la estructura.

"Se tiene que establecer un decreto que le de salida a este problema porque si no se van a empezar a caer y habrá muertos, aun no pasa eso, pero los puede haber", advirtió.

Barragán señaló que el mayor problema es de índole jurídico porque el desarrollo urbano no se rige por la Ley de Condominios y, por lo tanto, no hay reglamentos de mantenimiento.

 

Comentarios