El Puente del Papa, un ícono regiomontano dejado en el olvido

Alejandro del Toro
Lunes 05 de julio de 2021

Monterrey.- El Puente del Papa luce muy distinto que en sus años mozos, en los que la pintura, la estructura y la iluminación hacían lucir este lugar ícono de Monterrey.

"Sientes tú tristeza porque son cosas que se necesitan. El gobierno con tanto impuesto que maneja no le da mantenimiento a las cosas que se necesitan", mencionó Perfecto Villanueva, un peatón que utiliza el emblemático lugar que un día visitó el Papa Juan Pablo II.

El Puente del Papa soportó la fuerza del huracán Gilberto, los embates del huracán Alex, y ahí se paró el Papa Juan Pablo Segundo frente a más de 300 mil personas. Ahora ese puente luce muy distinto que en sus épocas de gloria.

Hoy en día el graffiti, las escaleras deterioradas y el acero oxidado y corroído hacen de este puente un lugar muy distinto, pareciera estar en el olvido y que de apoco va perdiendo su majestuosa historia.

"Lo que conecta al mercado Díaz Ordaz se está cayendo, se cae a pedazos la estructura del puente yo creo que ya ocupan que le den una remodelación para que no haya accidentes, aparte en la noche está todo oscuro aquí.", dijo José Rivera Hernández, otro de los usuario.

El puente conecta la colonia Independencia con el centro de Monterrey pasando por arriba de las avenidas Constitución y Morones Prieto, además un gran número de turistas buscan una foto con el fondo del Cerro de la Silla, el cual tiene una excelente vista desde ahí.

El 18 de diciembre del año 1904 fue inaugurado el puente San Luisito, estructura construida durante el gobierno de Bernardo Reyes.

En 1908 el puente fue destruido por un incendio y aunque fue reconstruido de inmediato y continúo dando servicio a los habitantes del "Barrio San Luisito" ahora Colonia Independencia, hasta la gran inundación de 1909 cuando se derrumbó la parte sur del puente y este quedó en el olvido por medio siglo.

En 1976 se re inauguró ahora construido con acero y concreto, el Nuevo Puente San Luisito fue renombrado en 1979 como "El Puente del Papa" en honor a la primera visita de Juan Pablo Segundo a Monterrey. En esa ocasión el pontífice utilizó la estructura para dirigirse a miles de personas.

Ahora el estado del puente puede ser juzgado a simple vista ya que el estado en que se encuentra no solo exhibe el olvido de este icono regiomontano, sino que también pone en peligro a los usuarios y visitantes que lo recorren diariamente.

image

Comentarios