Karina Alanís; una mujer con visión

Nancy Guillén
Martes 23 de marzo de 2021

Como alguien perseverante y que logra lo que se propone, así es como se define Karina Alanís, una joven sampetrina que decidió emprender dentro del mundo de los negocios con su propia marca: U’gurt.

Al darse cuenta de que en el mercado no existía helado de yogurt que fuera verdaderamente beneficioso para la salud, la regiomontana decidió crear el proyecto U’gurt, una marca que se caracteriza por la calidad en sus ingredientes y productos, así como en el servicio al cliente.

“El proyecto nació cuando recién me gradué de la carrera de Mercadotecnia Internacional, quería hacer algo innovador. Quise enfocarme también en diferentes sabores, siempre utilizando el yogurt natural para poder llegar a distintos mercados y para que la gente tuviera sentido de pertenencia a mi marca”, señaló Alanís.

A tan solo unos días de haber inaugurado su cuarta sucursal en San Jerónimo, Karina recuerda los principales retos que se presentaron en el camino como la incertidumbre de abrir su primer local y el no saber cómo reaccionaría la gente ante sus productos, así como los sacrificios que ha tenido que hacer para llegar a donde está hoy en día.

“Cuando empecé, prácticamente se acabó mi vida social, no tenía tiempo de ver a mi familia y a mis amigos, casi no dormía ni tenía oportunidad de comer. Con el tiempo aprendí a delegar las diferentes tareas, siempre y cuando se mantuviera la calidad en el producto y servicio”, afirmó.

En un trayecto desafiante y cargado de obstáculos, Alanís resalta lo mucho que significó para ella el apoyo de su familia, especialmente de sus padres, pues afirma que sin ellos no hubiera logrado lo que U’gurt es hoy en día.

“Admiro mucho a mi papá porque me ha enseñado a tomar decisiones inteligentes y a implementar procesos. Mi mamá me ha dado el gran ejemplo de que todo se puede lograr mientras trabajes todos los días, manteniendo tu mente y cuerpo activos, y me ha enseñado que, al momento de tener problemas, lo importante es no quejarse sino dar soluciones y actuar”, comentó.

Si bien, el último año representó un ciclo difícil debido a la contingencia sanitaria por el Covid-19, esto no impidió encontrar otras alternativas para innovar y seguir ofreciendo un servicio de calidad.

“Cambiamos nuestra operación para poder atenderlos fuera de los locales y comenzamos con nuevas presentaciones de yogurt ya congelado que se puede conseguir en tiendas de conveniencia o por plataformas de servicio a domicilio. También implementamos medidas estrictas de higiene y tecnología para que las personas tengan cero contacto con objetos y otras personas”, añadió.

En una industria, que en su mayoría ha sido dominada por hombres, Alanís enfatizó que cada vez más las mujeres se han ido convirtiendo en un elemento muy importante e indispensable. “Al principio es difícil, hay ocasiones en que quizá no te dan la seriedad que mereces, sin embargo, creo que al momento de que demuestras tus capacidades y tu trabajo, te ganas ese respeto y seriedad. Creo que la sociedad tiene cada vez más claro que las mujeres somos igual de capaces, intelectual y laboralmente”, finalizó.

Comentarios