Zaïre-Emery hace historia: récord de precocidad y goleador en partido oficial con Francia

Warren Zaïre-Emery se ha convertido en el debutante más joven de la selección francesa en más de 100 años, con 17 años y 8 meses.

Warren Zaïre-Emery se ha convertido en el debutante más joven de la selección francesa en más de 100 años, con 17 años y 8 meses.
Zaïre-Emery hace historia: récord de precocidad y goleador en partido oficial con Francia.Warren Zaïre-Emery se ha convertido en el debutante más joven de la selección francesa en más de 100 años, con 17 años y 8 meses.Créditos: Agencia EFE
Por
Escrito en DEPORTES el

París.- Warren Zaïre-Emery culminó su fulgurante ascenso a la élite del fútbol con su primera titularidad y su primer gol con la selección absoluta francesa, con 17 años, 8 meses y 10 días.

Zaïre-Emery no solo comenzó como titular, ayudado por la lesión del madridista Eduardo Camavinga, sino que en el minuto 17 marcó un gol, el 3-0, al culminar un contraataque que el mismo inició, haciendo una pared con Kingsley Coman y rematando en el área de forma inapelable.

Justo tras rematar dentro del área, el defensa gibraltareño Evan Santos le golpeó el tobillo derecho, lo que valió la tarjeta roja al infractor y el cambio para el joven francés, que se fue cojeando.

En internacionalidades precoces, solo le superan Maurice Gastinger, que jugó con Francia un encuentro en 1914, con 17 años y 4 meses y 5 días, y Julien Verbrugghe (en 1906, con 16 años, 10 meses y seis días).

Hasta ahora, el récord en tiempos modernos lo tenía el propio Camavinga, que debutó con los 'Bleus' con 17 años y 303 días y marcó su primer tanto con la absoluta a los 17 años y 332 días.

Nacido en Montreuil, en la periferia de París, Zaïre-Emery firmó su primer contrato profesional en julio del año pasado con el Paris Saint-Germain, donde entre la pasada temporada y la actual ha batido todos los récords de precocidad del club.

Esta temporada está contando con toda la confianza del nuevo técnico parisino, el español Luis Enrique, que le ha dado un puesto fijo en el centro del campo.

Zaïre-Emery llegó al PSG a los siete años tras destacar en categorías inferiores gracias al influjo de su padre, entrenador de infantiles y juveniles.

Tras jugar siempre en categorías de edad superiores a la suya -tanto a nivel de club como de selección- debido a su calidad, en septiembre recibió su primera convocatoria para la selección Sub-21, de la que fue elegido capitán a pesar de ser el jugador más joven.

Y la penúltima etapa la quemó el pasado día 9, cuando el seleccionador absoluto, Didier Deschamps, le llamó para la absoluta en los encuentros clasificatorios para la Eurocopa de Alemania contra Gibraltar y Grecia (el próximo martes).

Zaïre-Emery es un centrocampista completo que conjuga despliegue físico y capacidad de trabajo, con buena técnica y gran lectura del juego, según los analistas franceses y los propios técnicos del club.

Pero, sobre todo, destacan de él su serenidad y madurez, tanto en el terreno de juego como a la hora de asumir su progresión meteórica a la élite.

De hecho, en el vestuario del PSG se le conoce como "Robot" por su capacidad de su trabajo y su sobriedad. Y en la ciudad deportiva del club también ha llamado la atención por la seriedad con la que se toma sus estudios de secundaria, en los que tiene como principal compañero a Ethan Mbappé, hermano de la estrella parisina.