PetStar: evolución circular

La empresa de la regia Arca Continental se ha consolidado como el caso más vibrante de Economía Circular en todo México y actualmente ya recicla casi el 70% de las botellas PET que pone en el mercado

Planta de Petstar
Jaime Cámara, director y fundador de PetStar
Por
Escrito en DISTRITO ABC el

Jaime Cámara, fundador de la mayor recicladora de PET de grado alimenticio en el mundo, asegura que el objetivo de su empresa es contribuir a tener un mundo sin residuos.

Y los números de PetStar muestran que ya llevan camino andado.

La firma es encabezada por la regiomontana Arca Continental y desde hace dos años logró “neutralizar” su huella de carbono, dejando de expedir al ambiente 108,000 toneladas de Dióxido de Carbono (CO2) anuales.

“Y estamos trabajando fuertemente también para lograr, en el mediano plazo la neutralización de nuestra huella hídrica y ser así una empresa ‘cero residuos’”, expresa Cámara en entrevista.

Con sede principal en Toluca, Estado de México, PetStar cuenta actualmente con  ocho plantas de acopio, una más de valorización y además la planta de reciclado de PET grado alimenticio más grande del mundo.

Apenas el 16 de mayo anunció una inversión de $175 millones de pesos para fortalecer su infraestructura de acopio y reciclaje en el país, donde destacan sus instalaciones de Guadalajara y las que tiene en Escobedo, Nuevo León.

Toda esta infraestructura le permite a la empresa acopiar más de 3,297 millones de botellas de PET al año en todo el país, ocupando el primer lugar en esta categoría, así como reciclar casi el 70% de todos los envases que sus accionistas ponen en el mercado.

Ello implica miles de toneladas de residuos que, en lugar de contaminar, son recuperados y reusados en la fabricación de nuevos envases, convirtiendo a la empresa de Arca Continental en uno de los ejemplos más vibrantes de la llamada Economía Circular en México y el mundo.

La meta, aclara Cámara, es recuperar 10 de cada 10 envases de PET que se ponen en el mercado, es decir todos, y llegar a incorporar hasta 50% de contenido reciclado en los nuevos envases hacia el 2030.

“Actualmente ya recuperamos en promedio casi siete de cada 10 envases PET que nuestros accionistas ponen en el mercado, y nuestros accionistas ya incorporan más del 20% promedio de contenido reciclado”, expresa.

Según el también director de PetStar, actualmente hay miles de envases que se reinsertan al mercado convertidos en envases 100% reciclados, como es el caso de que se usan en las marcas Ciel y Sprite comercializadas por Arca Continental.

“En los últimos 20 años se tuvo un crecimiento exponencial en el acopio y reciclaje, con una inversión valuada en más de $339 millones de dólares a través de más de 26 empresas recicladoras, entre ellas PetStar”, explica el directivo.

El PET, amplía, se puede reciclar en forma infinita y ya hay tecnologías que permiten mantener sus propiedades como material virgen.

Ésta es la definición misma de la Economía Circular, que plantea que los recursos utilizados para la producción se mantengan útiles por el mayor tiempo posible sin perder su valor.

“Hemos logrado darle valor a la botella y todos sus componentes, incluyendo la tapa y la etiqueta. El PET es un material 100% reciclable y está considerado como un caso de éxito a nivel mundial. México ocupa el primer lugar en el continente americano en su recuperación”, dice el directivo.

“El PET se ha convertido en un gran ejemplo de Economía Circular para otros materiales; de un envase se obtiene prácticamente otro envase dejando de utilizar recursos vírgenes, e incrementando la tasa de contenido reciclado”, agrega.

A continuación, te compartimos una entrevista con el fundador y director de PetStar, Jaime Cámara:

¿Qué importancia o peso tiene el PET en las actividades de reciclaje que actualmente se llevan a cabo en México?
El PET es un material 100% reciclable y está considerado como un caso de éxito a nivel mundial. México ocupa el primer lugar en el continente americano en la recuperación de este material.


Según cifras de ECOCE (Ecología y Compromiso Empresarial AC) al 2021 recuperamos como país el 58.82% de las botellas PET enviadas al mercado, que es prácticamente el mismo nivel promedio de recolección de la Unión Europea.

El principal uso de este material recuperado es, precisamente, la fabricación de nuevos envases PET para grado alimenticio, con casi 59% del total.

El PET se ha convertido en un gran ejemplo de Economía Circular para otros materiales, puesto que de un envase se obtiene prácticamente otro envase dejando de utilizar recursos vírgenes; e incrementando la tasa de contenido reciclado.

Según ECOCE (organismo sin fines de lucro auspiciado por la industria), México no solamente es líder en acopio y reciclaje de PET, sino que éste es un importante motor para la economía del país, ya que es una industria que hoy genera más de 70,000 empleos directos e indirectos.

Además, en los últimos 20 años se tuvo un crecimiento exponencial en el acopio y reciclaje, con una inversión valuada en más de $339 millones de dólares a través de más de 26 empresas recicladoras, entre ellas PetStar, la planta de reciclaje de PET grado alimenticio más grande del mundo.

En el caso de la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) y de los accionistas de PetStar liderados por Arca Continental, la recuperación de este material es un fuerte compromiso establecido a través de la iniciativa #UnMundoSinResiduos, donde se tiene la meta de recuperar el 10 de cada 10 envases de PET que se ponen en el mercado y llegar a incorporar hasta 50% contenido reciclado al 2030. 

Hemos dado pasos importantes y actualmente ya recuperamos casi siete de cada 10 envases PET que nuestros accionistas ponen en el mercado, y nuestros accionistas ya incorporan más del 20% promedio de contenido reciclado, teniendo también miles de envases hechos 100% de contenido reciclado, como es el caso de Ciel o Sprite. 

El PET es un material que puede reciclarse un número infinito de veces siempre que se disponga correctamente. Las tecnologías existentes permiten que sus propiedades se mantengan durante el proceso como si fuera material virgen. 

Desde nuestra perspectiva, la correcta gestión de los residuos es responsabilidad de todos, y para migrar exitosamente a modelos de Economía Circular es necesario promover alianzas con distintos actores del gobierno, la sociedad y otras empresas y tomar cada quien la parte que le corresponde.

¿Qué ventajas tiene para una empresa apoyar el reciclaje y la economía circular en sus procesos?
En el caso de la IMCC y de los accionistas de PetStar liderados por Arca Continental,  realmente demuestra un compromiso de sustentabilidad con sus envases, ya que a pesar de que hoy la resina virgen es más barata que la resina reciclada, mantienen su compromiso por impulsar el reciclaje, así como cumplir las metas de la iniciativa #UnMundoSinResiduos, lo que además de incrementar la recolección de sus envases y del contenido reciclado, permite mantener la certeza de compra del material a miles de pepenadores y recuperadores urbanos de residuos que desempeñan esta actividad. 

En el caso de PetStar estimamos que son más de 33,000 empleos indirectos que generamos a través de más de 1,500 Mipymes (micro, pequeñas y medianas empresas) dedicados a la valorización de materiales reciclables que ya existen en México y con quienes buscamos generar una oferta de valor que contribuya al acopio inclusivo en nuestro país generando un alto valor social.

Respecto al valor ambiental que se genera del reciclaje y la Economía Circular, no solamente está en evitar la contaminación por basura plástica, donde no queremos que los envases de nuestros accionistas se conviertan en contaminantes del ambiente; está también la innovación en nuestros procesos, donde a través de distintas prácticas desde el 2020 logramos la neutralización de nuestra huella de carbono, equivalente a evitar 108,000 toneladas de CO2 al año, y estamos trabajando fuertemente también para lograr en el mediano plazo la neutralización de nuestra huella hídrica y ser una empresa cero residuos. 

La resina reciclada que producimos llamada “PetStar Reborn”, es la primera y la única resina reciclada en el mundo en contar con una certificación Cradle to Cradle (C2C), que verifica de manera holística el cumplimiento de justicia social relacionado con la cadena de suministro; además del cumplimiento en temas de salud, reutilización de materiales, uso de energías renovables y aprovechamiento del agua. 

El Modelo de Negocio Sustentable de PetStar busca ser un referente global en crear una economía circular comprensiva de los retos climáticos y de la propia agenda de derechos humanos relacionado con nuestra cadena de valor; es por ello que trabajamos alineados a iniciativas internacionales promovidas por la ONU y el Pacto Mundial; además de ser firmantes desde 2018 del Acuerdo Global para la Nueva Economía del Plástico promovido por la Fundación Ellen MacArthur, en el que participan organizaciones líderes globales con distintas metas al 2025 para evitar la contaminación plástica y donde se considera al reciclaje como una parte importante de la solución. 

El Modelo de Negocio Sustentable de PetStar es único e innovador, y es reconocido como un referente a nivel mundial por generar valor en los tres pilares de la sustentabilidad: valor social, ambiental y económico capitalizado al 100% en nuestro país y generamos una verdadera Economía Circular del envase de PET. 

¿Qué otras áreas, además del PET, ofrecen oportunidades en materia de reciclaje para PetStar?, ¿las están explorando?
El proyecto más reciente que pusimos en marcha junto con IPASA, una empresa de Arca Continental es uno relacionado al reciclaje de tapas y etiquetas, creando una resina reciclada a base de poliolefinas con la que se elaboran las cajas negras donde se transportan los refrescos retornables. Demostrando que no sólo el envase es valioso para el reciclaje, sino que nos aseguramos de que todos sus componentes lo sean, en este caso justamente la tapa y la etiqueta. 

Respecto a los proyectos en puerta, acabamos de anunciar una inversión por más de $175 millones de pesos para ejecutar la tercera fase de expansión de PetStar, con lo que fortaleceremos nuestra estructura de acopio y reciclaje en el país. 

¿Cómo define el modelo de negocio sustentable de PetStar?, ¿cuál ha sido la clave de su éxito?
El Modelo de Negocio Sustentable de PetStar cuenta con más de 26 años de historia. Hemos sido pioneros en el acopio de PET en México, y tenemos ocho plantas de acopio a nivel nacional y la Planta de Reciclaje de PET Grado Alimenticio más grande del mundo. 

Nuestro modelo es considerado un referente de excelencia a nivel mundial dentro del sector del reciclaje; contamos con distintas certificaciones nacionales e internacionales y hemos sido ganadores de importantes reconocimientos como el Premio Nacional de Calidad y el Premio Iberoamericano de la Calidad.

No obstante, todos los días buscamos mejorar nuestras prácticas y ¿por qué no?, inspirar a otros a mejorar sus procesos. Estamos orgullosos de lo que hemos logrado, pero también estamos convencidos que ante los enormes retos ambientales y sociales que vivimos aún podemos aportar más.

Desde la operación de nuestro modelo de negocio sustentable la generación de valor social, ambiental y económico debe permearse a toda la cadena, empezando por el reconocimiento a la importante labor de miles de personas, mujeres y hombres que obtienen ingresos de la recuperación de residuos valorizables, por lo que trabajamos con un Modelo de Acopio Inclusivo que genera esta oferta de valor y empoderamiento de esas personas, garantizando un suministro libre de infancia trabajadora. 

Todo lo que hacemos en nuestro modelo de negocio busca construir una Economía Circular comprensiva de los retos ambientales y de derechos humanos; entendiendo que es vital generar sinergias con gobierno, sociedad y otras empresas.

 ¿Qué tanto hemos avanzado en cultura y  en materia normativa para impulsar la separación de residuos desde las casas mexicanas?, ¿qué se necesita para aumentar esta cultura?
Definitivamente, México ha avanzado en el tema de conciencia ambiental en los últimos años, la muestra es este incremento constante desde hace 20 años en la recuperación de los envases de PET logrando este 58% de recuperación que hemos hablado.


El Gobierno esta haciendo su parte, recientemente a través de la Nueva Ley de Economía Circular se busca dar valor a los productos, materiales y recursos se mantengan vigentes dentro del ciclo económico durante el mayor tiempo posible.

Para que las acciones reflejen realmente los beneficios que se esperan, reiteramos la importancia de la colaboración de todas las partes, gobierno, industria y sociedad, haciendo lo que a cada uno corresponde.

En lo que respecta al consumidor, buscamos incidir en una mayor participación y entendimiento de todos y todas, fortaleciendo la educación ambiental con un lenguaje claro y sencillo para conocer cómo debe disponerse correctamente una botella de PET a través de cuadro sencillos pasos: Vacía-Aplasta-Cierra-Deposita. 

¿En general, qué tan permeado esta el tema del reciclaje en la cultura mexicana?
Desde hace décadas, la cultura del reciclaje ha ido creciendo exponencialmente en México. Hoy en día, las botellas de PET no se consideran materiales desechables ya que tienen un beneficio económico y ambiental. Por esta razón, los mexicanos y mexicanas participan cada vez de manera más activa en su separación. Además en muchos casos esto representa una fuente de ingreso para ellos y sus familias, o simplemente los permite participar sabiendo que si lo disponen correctamente va a convertirse nuevamente en materia prima y no en contaminación. 

¿De qué manera puede la Economía Circular impulsar a los negocios, al empleo y a la inversión?
La Economía Circular representa una herramienta estratégica de gran valor para reconducir el modelo de economía lineal al que estamos acostumbrados donde extraes recursos de la naturaleza, produces y los desechas, ya no es viable continuar con modelos económicos así, esta demostrado que hemos agotado mucho más recursos de los que la tierra puede regenerar y por ello no hay prórroga para migrar a modelos de Economía Circular, donde los materiales se mantengan permanentemente en este ciclo virtuoso y dentro de la economía. 

Cualquier aumento importante en la productividad material produce un impacto positivo en términos de desarrollo económico, con independencia del efecto directo que puedan tener los modelos circulares en sectores específicos. El modelo circular, como mecanismo para repensar el actual modelo de desarrollo, demuestra ser un poderoso marco de impulsión, capaz de generar soluciones creativas y sostenibles, y de estimular la innovación.

¿Cuáles son los volúmenes de reciclaje y de producción de botellas PET de PetStar?
PetStar recupera seis de cada 10 botellas que sus accionistas, parte de la Industria Mexicana de Coca-Cola ponen en el mercado, lo que equivale a más de 3,297 millones de botellas de PET, lo que equivale a llenar cinco veces el Estadio de los Tigres. 

¿Cómo se comparan con otras instalaciones o empresas a nivel mundial?
A PetStar, más que verla como una empresa de reciclaje, hay que entenderla como el Modelo de Negocio Sustentable PetStar (MNSP), único e innovador en el mundo porque además es comprensivo de la agenda climática y de derechos humanos, mientras logra mantener a los envases de PET dentro de la economía y fuera del medio ambiente. 


Dentro de esta construcción del MNSP, creó una visión que va más allá del “sólo reciclar una botella de PET”; se trata de un cambio de paradigma muy ambicioso donde las botellas de PET no son desechables, ya que en la práctica son recicladas, logrando la circularidad en la gestión de los envases de PET bajo un esquema que maximiza el valor social, ambiental y económico a lo largo de todo el proceso, contribuyendo a que  ninguna persona y ninguna botella se queden atrás, es decir, propicia la creación de una economía circular climáticamente responsable e inclusiva, un concepto que diferencia a PetStar de otras compañías a nivel mundial. 

Gracias a este cambio de paradigma que ha posicionado a PetStar como un referente a nivel global, hoy cuenta con certificaciones internacionales como Cradle to Cradle Certified™, siendo su resina plástica reciclada la primera y única en el mundo en  contar con esta distinción, debido a que ha neutralizado su huella de carbono referida al año 2020, al uso eficiente del agua en todo sus procesos, al propiciar el reconocimiento, la movilidad social y formalización entre más de 33,000 recuperadores urbanos de residuos, así como logrando un suministro libre de infancia trabajadora, además de la creación de 1700 empleos verdes directos.

¿Cuáles son los principales productos que fabrican en su planta?
PetStar fabrica más de 52,000 toneladas de resina reciclada grado alimenticio al año, la cual es utilizada por su principal accionista Arca Continental y otros embotelladores de la Industria Mexicana de Coca-Cola para ser incorporada en nuevos envases de PET y así asegurar la sustentabilidad de sus empaques.

Además, también fabricamos la resina reciclada a base de poliolefinas de tapa y etiqueta para producir las cajas negras de sus envases retornables, construyendo verdaderamente la Economía Circular de todo el envase de PET.

Demostrando así que una botella de PET puede ser reciclada infinidad de veces.

¿Qué tanto de su producción es de materiales 100% reciclados?
Como hemos mencionado, nuestros accionistas ya cuentan desde hace varios años con envases 100% contenido reciclado, como es el caso de la botella de Ciel y Sprite, pero también todas sus demás presentaciones tienen en promedio más de 20% contenido reciclado. 

Finalmente: ¿qué hace falta para que México avance más en Economía Circular y en reciclaje tanto en la parte normativa, como cultural y de gobiernos?
Crecimos escuchando de la importancia de las 3 R’s: Reducir, Reutilizar y Reciclar; todas ellas son parte de la gestión integral de los residuos. De acuerdo con el modelo de Economía Circular, otras R’s son: Reparar, Rediseñar y Repensar. 

El reciclaje es reconocido como parte de la solución, y se habla de que nivel global su participación en esta materia debe alcanzar el 50%, para que con las otras R’s se logre una solución integral. 

Es cierto, que debemos seguir esforzándonos todos los sectores de la sociedad para alcanzar el 100% en la tasa de recuperación; el avance logrado en una década es relevante, pero sobre todo es una posibilidad de revisar las buenas prácticas que México ha hecho en este caso en particular, para aprender de esta experiencia, escalar aún más y replicarla en el caso de otros plásticos y materiales que sin duda, deben ser gestionados de manera integral.

En resumen, mediante la implementación de nuestro Modelo de Negocio Sustentable PetStar y en congruencia con él, confirmamos nuestra vocación por operar con plena sustentabilidad, así como nuestra convicción por lograr una mejor y más eficiente Economía Circular, ya que esta práctica resulta fundamental en el diseño de nuestras políticas de sustentabilidad, en ser parte de la solución en la lucha contra el cambio climático, a la par de ir de la mano con las acciones de Reciclaje Inclusivo que dignifican y formalizan el trabajo de los pepenadores, recolectores de residuos y de consolidadores básicos denominados Socios Acopiadores, a quienes beneficiamos en un círculo virtuoso donde todos ganamos. Para seguir avanzando necesitamos de la colaboración corresponsable de todos los sectores de la sociedad, todos podemos ser parte de la cultura del reciclaje inclusivo bajo en carbono en México.