Emprendimiento digital, la oportunidad de crecer con poca inversión

La pandemia hizo a los consumidores más dependientes de los medios digitales y ésta es ya una nueva premisa para negocios. Sin embargo, las claves del éxito se mantienen

El auge de lo online impulsa nuevos emprendimientos
Por
Escrito en DISTRITO ABC el

La pandemia por COVID-19 cambió y revolucionó la vida de muchos. Las restricciones de movilidad favorecieron los cierres de empresas ante la caída en clientes y el consumo, pero también impulsaron a ciertos negocios. 

Entre los segmentos con más oportunidades durante la reciente crisis de salud pública estuvieron los orientados a la tecnología y al mundo digital.

Los dos años previos favorecieron así el surgimiento de una nueva generación de empresarios que aprovechan la mayor familiaridad de los clientes con las compras en línea y con las apps.

Marcos Razzetti, un joven, de 24 años que opera cinco empresas digitales, asegura que los cambios no sólo llegaron para quedarse, sino que continuarán expandiéndose.

“El mundo está transicionando a lo online porque es lo más cómodo, requiere de menos movimiento y también logísticamente es mucho más simple”, dice en entrevista.

Otra ventaja que el argentino identifica es que los negocios digitales requieren menos inversión, lo cual hace de los llamados marketplaces una opción más sencilla para arrancar.

“Con cero de dinero uno puede estar teniendo un negocio online”, asegura Razzetti.

Las necesidades actuales están ligadas a modelos de negocios digitales que comercializan no sólo productos, sino también conocimientos y herramientas para solucionar o recuperar la salud física o mental, opina.


Indispensable, saber resolver conflictos 

Aunque la mayoría de los observadores opina que emprender digitalmente es menos costoso que hacerlo en una empresa convencional, los desafíos para lograr el éxito no difieren en lo esencial.

Razzetti decidió emprender apenas hace cuatro años, cuando sólo tenía 20 y aunque su experiencia es corta, al momento ya le permite lanzar consejos para otros interesados en los negocios.

El primer paso, asegura, es capacitarse para entender bien el mercado en el que se desea penetrar. 

“Emprender no es fácil y hacerlo online no lo hace más simple: tienes que estar listo para las adversidades, los conflictos internos, las luchas; tu capacidad para resolver conflictos será proporcional a tu éxito”, asegura Razzetti.

Una vez que ya se ha estudiado el mercado en el que se desea penetrar, el siguiente paso es  centrarse en cuáles son las tareas que hay que realizar para que el emprendedor y su proyecto logren sus objetivos, opina.

Otro punto, agrega, es tener bien claro quién es el cliente ideal para el negocio y a partir de ahí ir en su búsqueda.

Finalmente, si se trata de “conquistar” a un posible cliente, lo ideal es presentarle una propuesta “irresistible”, que según el emprendedor debe incluir un precio justo, pero que también permita entregar “un servicio 
Premium”.

Razzetti propone además focalizar el éxito del emprendimiento en seis pilares que identifica dentro del llamado método Bluehacking:

 Pilares de las compañías exitosas: 
1.- La identidad.  Se trata de tener clara cuál es la ejecución que lleva a cabo la empresa. ¿Qué hace, cómo lo hace? Este pilar implica, tener clara la visión de la empresa: ¿hacia dónde va dirigida?, así como la mentalidad de creer que el éxito es posible.
2.- ‘Nicho azul’. Identificar a cuáles clientes se está dirigiendo el negocio.
3.- ‘El vehículo azul’.  La solución que ofrece el negocio; preguntarse si es capaz de llevar a una persona de la situación en que está a la que quiere estar.
4.- Flow Income. Implica cómo fluye la empresa y la conversión que se tiene de clientes y la calidad de servicio que les ofrece.
5.- Operaciones. Optimizar los tiempos de la realización de las tareas. En su caso, delegarlas o eliminarlas.
6.- Optimización. Entender y optimizar las ‘palancas’ de crecimiento para lograr, cada día, ser más eficiente y exitoso.

Fuente: Marcos Razzetti