Sequía en Nuevo León: Barragán pide no pelear por agua

El titular de Agua y Drenaje reconoció estar preocupado, ya que no quieren la falta de agua provoque enfrentamientos entre vecinos.

El titular de Agua y Drenaje, Juan Ignacio Barragán, en la rueda de prensa Nuevo León Informa.Créditos: Cortesía
Por
Escrito en LOCAL el

Monterrey.- Juan Ignacio Barragán, titular de Agua y Drenaje de Monterrey, pidió a la ciudadanía mantener la calma ante la crisis por desabasto de agua y evitar llegar a enfrentamientos entre vecinos para evitar incidentes.

Durante su participación en la rueda de prensa Nuevo León informa, el funcionario reconoció estar preocupado, ya que no quieren que esto provoque enfrentamientos entre comunidades que necesitan del servicio de agua potable.

"Sí estamos muy preocupados, le pedimos a la gente, yo sé que es difícil y hay mucha desesperación, pero que tengamos paciencia y cordura.

 

"Lo peor que nos puede suceder es que esto se convierta en un problema de enfrentamiento entre comunidades, lo hemos percibido ya", dijo el funcionario en la rueda de prensa estatal.

Barragán dio estas declaraciones un día después de que se registraran peleas entre vecinos, presuntamente mientras esperaban recibir agua de pipas enviadas por las autoridades, para abastecerlos en medio de la crisis.

Pelean por agua en Guadalupe y Monterrey

La crisis de agua que se vive hoy en día en Nuevo León, es un tema sumamente preocupante para los habitantes de diferentes puntos del estado, la impotencia y enojo por la situación es tal que ya se registraron las primeras peleas por un poco de agua.

Vecinas de la colonia Purísima del municipio de Guadalupe, quienes tienen dos semanas sin agua, fueron captadas peleando por poder recolectar un poco de agua.

Con botellazos, gritos y palabras, fue como se agredieron las vecinas la pasada noche del lunes, por la desesperación de tener agua en sus hogares.

Una situación similar se vivió en la colonia Villa San Ángel, en Monterrey, donde un hombre fue noqueado de un puñetazo en la cara mientras esperaban recolectar agua.

En ese escenario, los dos sujetos discutieron y llegaron a los golpes, rodeados de una multitud de mujeres y niños, que corrieron a ayudar al hombre que cayó inconsciente.